POR LA REVISTA NEW MEDICAL ECONOMICS

Castilla-La Mancha, la región con la actividad sanitaria más innovadora de 2020

Castilla-La Mancha ha sido elegida “Comunidad Autónoma con la actividad sanitaria más innovadora de 2020” por la revista digital New Medical Economics en la VI edición de sus premios anuales entregados esta semana.

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha sido reconocido como el más innovador por los lectores y el Consejo Editorial de la revista, especializada en la gestión sanitaria y la experiencia del paciente.

La publicación digital entrega estos galardones anuales para reconocer la labor de profesionales, Administración y todas aquellas entidades que hayan contribuido de manera significativa al desarrollo de la Biomedicina y las Ciencias de la Salud en España, y que mantengan una actividad innovadora, investigadora, de gestión y de atención al paciente en el año 2020.

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, ha señalado que este nuevo reconocimiento al sistema sanitario castellano-manchego “contribuye a reafirmar al SESCAM como un referente y nos impulsa a seguir poniendo en marcha proyectos e iniciativas innovadoras que permitan obtener mejores resultados en salud para los ciudadanos y ciudadanas de nuestra región”.

Reconocimiento a proyectos innovadores del SESCAM

Con este galardón se reconocen las diferentes iniciativas promovidas por el Gobierno de Castilla-La Mancha y que han permitido al SESCAM posicionarse como referencia en un modelo de servicio sanitario que da respuesta al nuevo perfil de la ciudadanía, introduciendo tecnologías emergentes e innovación en la provisión de servicios desde múltiples canales, presenciales y no presenciales, asegurando la calidad y la seguridad y añadiendo valor a la salud y la experiencia de las personas.

En este contexto se sitúan iniciativas como la implantación del proyecto Ykonos que, además de la imagen radiológica, incorpora todos los estudios de señales e imágenes del resto de especialidades. Con ello se ofrece a los facultativos, tanto de Atención Hospitalaria como de Atención Primaria, herramientas avanzadas que facilitan alcanzar un diagnóstico con mayor rapidez.

Asimismo, el proyecto incluye distintas aplicaciones ya en marcha como Ykonos-RIS, Dercam, Serendipia y Numiscam, asociadas a Radiología, Dermatología, Anatomía Patológica y Medicina Nuclear, respectivamente.

Por otra parte, Castilla-La Mancha ha sido la primera comunidad autónoma en aplicar el Big Data a la asistencia sanitaria, a través de la plataforma Sapiens, un sistema inteligente de análisis de historias clínicas capaz de ayudar al profesional en la decisión clínica y calcular de forma automática el grado de adherencia de los profesionales de Atención Primaria a las vías clínicas creadas por la propia institución.

Dentro de las iniciativas innovadoras destaca igualmente el proyecto de videoconsulta programada para facilitar la atención al paciente, que se está desarrollando como experiencia piloto en la Unidad de Salud Mental de la Gerencia de Atención Integrada de Tomelloso.

La videoconsulta es una herramienta complementaria de la práctica clínica para las situaciones en que se considere indicado por el profesional y estará integrada en el circuito asistencial habitual a través de un sistema que permite replicar todos los pasos del proceso de atención al paciente, con un interfaz único, desde la generación de la cita hasta el cierre de la prestación realizada.

Tiene múltiples beneficios para el usuario, pues esta forma de atención permite mejorar la accesibilidad, la continuidad asistencial, minimizar las barreras y ahorrar desplazamientos cuando se den las circunstancias para ello.

El Gobierno de Castilla-La Mancha está llevando a cabo inversiones en tecnologías para la transformación digital en el sector de la salud orientada a la mejora de la práctica clínica y la participación del paciente en el propio proceso asistencial. La implantación de la videoconsulta es un paso más en la gestión del cambio. No se trata solo de conseguir utilizar las nuevas tecnologías, también que una nueva forma de hacer las cosas esté al servicio de los pacientes, simplifique los procesos y les ayuden a participar en su propio plan terapéutico.

Compartir