PUBLICIDAD DESLEAL

La Junta Electoral ordena la retirada del polémico cartel de Podemos con la foto de Page

La Junta Electoral de Castilla-La Mancha ha ordenado el cese inmediato de la campaña de propaganda electoral de Unidas Podemos consistente en un cartel con la cara de Emiliano García-Page y en la que se puede leer "En Castilla-La Mancha, los socialistas de corazón votan Podemos", por considerarla "desleal en materia electoral". 

La resolución de la Junta Electoral de Castilla-La Mancha, con fecha de 21 de mayo y a la que ha tenido acceso Efe, da un plazo de 24 horas para la retirada del cartel, transcurrido el cual se tomarán las medidas oportunas si no se obedece la decisión, y ha acordado la apertura del expediente sancionador a la coalición Podemos-IU-Equo, por considerar que dicha campaña podría ser una infracción electoral del artículo 64 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común.

Este artículo recoge que no se puede desarrollar una campaña de publicidad en la que se utilicen de forma comparativa, engañosa o induciendo a error sobre los mensajes, aquellos símbolos e imágenes de los líderes del partido denunciante y la infracción podría ser sancionada con una multa de cien a mil euros.

La Junta Electoral ha señalado que la campaña de Podemos, en la que se puede ver la cara del presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la reelección, acompañado del mensaje anteriormente citado sobre un fondo rojo -como el que habitualmente usan los socialistas- puede "considerarse contraria a las más elementales normas de publicidad comparativa" y, además, "desleal en materia electoral". 

También ha considerado que, por estar desarrollándose en espacios reservados a la fijación de carteles electorales y en espacios públicos, está "intentando apropiarse de los símbolos y lemas de dicho partido para reclamar el voto". 

La Junta Electoral, que se ha pronunciado tras una denuncia presentada por el PSOE, ha opinado que dicha campaña tiene visos de constituir una "infracción patente" de las normas y principios "más elementales en materia de propaganda electoral" y, para evitar el riesgo de que el daño a la imagen y símbolos del PSOE puedan consumarse, y teniendo en cuenta que ese riesgo es "elevado por lo avanzado de la campaña electoral e inminencia de la fecha de las elecciones", ha acordado el cese inmediato de la campaña.

Este organismo da la posibilidad de que la coalición reconozca de forma voluntaria la responsabilidad de esta campaña, con las consecuencias correspondientes, y en caso de no hacerlo, da un plazo de diez días hábiles para presentar alegaciones, documentos o informaciones para su defensa. 

Page espera que cumplan

En este sentido, el cabeza de lista del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha confiado en que Unidas Podemos cumpla con la resolución de la Junta Electoral regional que ha dado 24 horas a esa formación para que retire los "carteles ofensivos" que usan su propia imagen bajo el lema 'En Castilla-La Mancha los socialistas de corazón votan Podemos'.

En un desayuno con el sector agrario en los Salones Mabel de Tomelloso (Ciudad Real) con representantes de 22 empresas del sector agrario, García-Page ha indicado que a él personalmente le daría "vergüenza" que la Junta Electoral le dijera que ha hecho "una campaña ofensiva y engañosa" que es precisamente lo que dice la resolución, ha añadido.

Ha criticado en este punto que "con todo el descaro del mundo" se haya utilizado su foto y se ha dirigido a los empresarios presentes para constatar que "si para vender melones buenos de Tomelloso utilizaran la foto de la competencia" eso "sería publicidad engañosa".

"Muy mal deben andar y muy desesperados deben andar en Podemos", ha indicado, convencido de que lo único que puede pasar, como en las elecciones generales, es que sus diputados se los quede Vox, y que "les salga el tiro por la culata". Dicho esto, ha asegurado que hay que ser "limpios en todo", confiando en que retiren los carteles que dividen al partido "entre socialistas de corazón y desalmados".

Emiliano García-Page ha agregado que él no tiene "la culpa de que Pablo Iglesias no haya querido venir" a Castilla-La Mancha "a mezclarse ni a apoyar ni a hacerse la foto con su candidato en la región", y ha insistido en que lo que han hecho con su campaña es "hacer fraude con la gente y engañar".

Reacción de Podemos

Por su parte, el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Junta, José García Molina, ha indicado este miércoles que la formación intentará recurrir el acuerdo de la Junta Electoral de Castilla-La Mancha de retirar su cartel electoral con la cara de Emiliano García-Page.

En declaraciones a los medios de comunicación en Valdepeñas, el candidato de Unidas Podemos ha analizado el acuerdo de la Junta Electoral de Castilla-La Mancha, mediante el cual ha ordenado el cese inmediato de la campaña de propaganda electoral de Unidas Podemos consistente en un cartel con la cara de Emiliano García-Page y en la que se puede leer "En Castilla-La Mancha, los socialistas de corazón votan Podemos", por considerarla "desleal en materia electoral". 

García Molina, que también es vicepresidente segundo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ha subrayado que intentarán recurrir esta resolución porque no les parece "correcta", aunque ha aseverado que si es firme, la acatarán. El candidato de Unidas Podemos ha insistido en que siempre siguen las reglas del juego, si bien ha señalado que intentan cambiarlas cuando no les gustan, pero ha explicado que mientras rijan dichas normas, las seguirán, "sin ningún tipo de dudas".

García Molina ha criticado que el PSOE haya denunciado la campaña ante la Junta Electoral de Castilla-La Mancha y ha considerado que la denuncia demuestra que el PSOE tiene "algún tipo de complejo con sus propios principios y valores". De hecho, ha señalado que "un socialista de corazón, un socialista de verdad, no se inmuta porque otro cuestiones sus valores". Asimismo ha subrayado que la denuncia "demuestra nerviosismo y un cierto acomplejamiento".

COMPARTIR: