EDUCACIÓN CONCERTADA RELIGIOSA

Así justifica un sacerdote toledano el "donativo" que tienen que hacer los padres

El sacerdote y secretario de la Fundación Canónica para la Educación 'Arzobispo Rodríguez Plaza', Ángel Camuñas, ha defendido este viernes que las cuotas de los colegios concertados sirven para ayudar al sostenimiento de los edificios y "no buscan el enriquecimiento" de la institución o de las personas que trabajan en ella.

Así ha reaccionado después de que la Agencia Tributaria haya empezado a exigir la devolución de las deducciones como donaciones realizadas por algunos padres en sus declaraciones de la renta por los pagos mensuales de la escolarización de sus hijos en colegios concertados al entender que hay una contraprestación y no un donativo en dichos pagos.

Durante la presentación de la Fundación Canónica para la Educación 'Arzobispo Rodríguez Plaza', y acompañado por el vicepresidente de la Fundación, Sebastián Villalobos, y el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha afirmado que desde escuelas católicas y otros centros educativos defienden que esa aportación voluntaria "es un donativo hecho a la fundación o la institución que rige el colegio".

"Pero la Agencia Tributaria, cambiando el criterio que ha seguido hasta ahora, considera que esa donación no es válida deducible fiscalmente", ha apuntado el también director del Colegio Diocesano 'Santísimo Cristo de la Sangre' de Torrijos, para el que este cambio de criterio de Hacienda, "no hace que esas aportaciones sean ilegales".

De su lado, el vicepresidente de la Fundación Canónica para la Educación 'Arzobispo Rodríguez Plaza', Sebastián Villalobos, ha explicado que "el punto débil" de los conciertos educativos, "que fue un éxito que creó Felipe González", era el problema económico.

De este modo, ha manifestado que año tras año los consejos escolares de todos los colegios concertados presentan el balance de ingresos y gastos "con déficit importantes", algo que "es bueno que lo sepa la sociedad".

También ha apuntado que "el puesto escolar en un centro público es mucho más caro que el puesto escolar en un centro concertado", al tiempo que ha dicho no entender el miedo que en España existe a la iniciativa social, a la Ley de Fundaciones e incluso a la de mecenazgo, algo que no ocurre en otros países, poniendo como ejemplo a Estados Unidos. Si esto se regulase de una forma "mas lógica" no habría ningún problema, ha concluido.

Por su parte, el arzobispo de Toledo ha afirmado no tener como "enemigos a los colegios de iniciativa pública", planteamiento que ha tildado de "absurdo", si se tiene en cuenta, tal y como ha añadido, que a estos centros "van la mayoría de los hijos de los católicos".

Rodríguez ha realizado estas manifestaciones en una rueda de prensa celebrada este viernes, día en el que ha firmado el decreto de constitución de la Fundación Canónica para la Educación 'Arzobispo Rodríguez Plaza', que nace con el objetivo de difundir el evangelio en los 11 centros educativos de la Diócesis de Toledo.

COMPARTIR: