DESPUÉS DE NAVIDAD

Page anuncia una reunión con el Gobierno de Sánchez sobre las inversiones en infraestructuras en Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este miércoles que buena parte del Gobierno regional mantendrá al término del periodo navideño una reunión con el Ejecutivo central para tratar sobre todo cuestiones relacionadas con infraestructuras. En el tradicional vino de Navidad del PSOE de Talavera de la Reina, García-Page ha señalado esta noche que se trata de un encuentro "muy importante" para intentar cerrar una agenda de inversiones en la región.

El presidente autonómico ha agradecido al Gobierno de España la posibilidad de celebrar esta reunión porque, aunque ha reconocido que "seguramente no podrán hacer todo lo que queremos", las acciones del Ejecutivo central están "girando" en favor de los intereses de Castilla-La Mancha. Al respecto, ha aludido a la gestión del agua, ya que, a su juicio, el Gobierno que preside Pedro Sánchez se ha planteado, además de los trasvases, "la explotación y el crecimiento de la desalación", ha apostillado.

Sobre infraestructuras, también ha dicho que ha llegado el momento de que se "reequilibren", debido a que, en su opinión, solo se centran en la zona del Mediterráneo cuando, a su parecer, también han de "mirar hacia el Atlántico". En este sentido, ha apuntado que el 75 % del crecimiento registrado en España se ha originado en Madrid y en la franja mediterránea que va desde Girona hasta Algeciras.

Por ello, ha pedido centrar igualmente el foco en la comunidad de Extremadura, en la frontera con Portugal, en la Ruta de la Plata, en la propia Talavera de Reina, en el Cantábrico o en Galicia.  En su discurso en el acto de los socialistas talaveranos, García-Page ha vuelto a hacer un alegato en favor de la Constitución y de su artículo 14, que recoge la igualdad de todos los españoles.

Para el presidente castellano-manchego, el movimiento nacionalista de Cataluña está tratando de "pulverizar" este artículo porque, desde su punto de vista, sus responsables no han asimilado que otras regiones quieran el mismo nivel de desarrollo que la catalana.

COMPARTIR: