CÁRITAS DIOCESANA

El arzobispo de Toledo lee la cartilla a los políticos por lo poco que le apoyan

Fotos: Óscar Huertas
Fotos: Óscar Huertas

El arzobispo de Toledo y primado de España, Braulio Rodríguez, ha criticado que las administraciones públicas no destinen fondos a proyectos de defensa de la vida, como el Proyecto Mater que desarrolla Cáritas Diocesana de Toledo desde hace dos años.

"Es llamativo que Mater no haya llamado la atención de nuestros políticos", ha lamentado el prelado durante la presentación de algunos proyectos que lleva a cabo la Diócesis de Toledo, entre ellos el citado proyecto y el programa de vivienda "Sagrada Familia".

Tras aludir a la cierta "justificación" que el aborto tiene en la sociedad, monseñor Rodríguez ha resaltado que, a este proyecto, se acercan también personas "que han abortado o quieren tener el bebé pero no pueden"

Y ha insistido en que no entiende que este proyecto no cuente con financiación por parte de las administraciones y se financie únicamente con fondos propios de Cáritas, cuando se trata de "un proyecto a favor de la simple y pura vida".



"Ésta es la situación espiritual de la España en que vivimos", ha apostillado el arzobispo.

A este respecto, el secretario general de Cáritas Diocesana en Toledo, Javier García-Cabañas, ha detallado que este proyecto tuvo el año pasado una aportación de 6.000 euros, cuando el coste anual del programa está cifrado en 112.000 euros.

Y ha corroborado que este año no dispondrá de ninguna financiación, según consta en la resolución del IRPF.

Programa de vivienda

Otra iniciativa de la Diócesis de Toledo que sí recibirá ayuda este año es el programa de vivienda, que en 2016 recibió 120.000 euros, el año pasado nada "por culpa de un error" y para este 2018 tiene comprometida una ayuda de 63.000 euros, ha detallado a Efe García Cabañas.

Según los datos facilitados durante la presentación de ambos proyectos, el Proyecto Mater ha atendido en sus dos años de vida a 183 mujeres y facilitado el nacimiento de 72 bebés.

Este programa presta apoyo a las mujeres que dudan en continuar adelante con el embarazo o han decidido seguir pero tienen dificultades económicas para ello.

También presta atención y acompañamiento a las madres que presentan situación de vulnerabilidad y presta apoyo a las madres con síndrome post-aborto.

En cuanto al programa de vivienda, Cáritas Diocesana trabaja al año con 70 familias que no pueden pagar el alquiler o han sido desahuciadas, lo que representa un coste anual de 9.000 euros.

Hasta la fecha, este programa de vivienda ha atendido a 233 familias, de ellas 616 menores y 321 adultos.

Durante la rueda de prensa ha ofrecido también su testimonio Cecilia Catalá, una argentina, nieta de españoles, que ha dado las gracias a Cáritas Diocesana por el apoyo recibido al llegar a España, tras huir de su país tras sufrir el intento de secuestro de una nieta de cuatro años.

COMPARTIR: