AUDIENCIA PROVINCIAL

Un jurado popular juzga desde este lunes al hijo que atropelló y mató a su padre en Ciudad Real

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Un jurado popular juzgará a partir de este lunes 1 de abril en la Audiencia Provincial de Ciudad Real a un joven para el que la fiscalía pide en su calificación provisional algo más de veinte años de prisión, por haber atropellado a su padre con su vehículo, causándole la muerte en Torrenueva (Ciudad Real).

Según el escrito de conclusiones provisionales consultado este domingo por Efe, los hechos tuvieron lugar en marzo de 2017, cuando después de que el acusado (C.A.O.) y su padre mantuvieran un acalorada discusión en un bar de copas, el hijo a bordo de su vehículo y circulando a gran velocidad arremetió contra él arrollándole en una calle del municipio.

El hijo, según detalla la fiscalía, al percatarse de la presencia de su padre y mostrando el más absoluto desprecio hacia su vida y siendo consciente de su nula capacidad de defensa, arremetió contra él dejándolo tendido en el suelo entre un gran charco de sangre.

Tras dejar estacionado el vehículo, el acusado regresó al local de copas irrumpiendo de forma brusca, al tiempo que llevándose las manos a la cabeza, reconocía "entre gritos" haber atropellado a su padre, marchándose a continuación.

Acto seguido, se dirigió a pie hacia su domicilio, pasando por el lugar donde yacía tendido su padre, sin acercarse a auxiliarle ni demostrar el más mínimo gesto de preocupación, introduciéndose sin más en su domicilio.

Auxiliado por los vecinos

El padre del acusado fue auxiliado en los primeros momentos, por algunos vecinos de la localidad, personándose acto seguido la UVI móvil que tras proceder a realizarle maniobras de reanimación, lo traslado al Hospital General Universitario de Ciudad Real, donde finalmente falleció.

El acusado fue detenido por la Guardia Civil en su domicilio que apreció síntomas externos que presentaba el acusado y que evidenciaban se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas, tras lo cual conminaron a éste a realizarse la prácticas de alcoholemia a las que se negó.

El acusado, que se encuentra en situación de prisión provisional, está acusado por la fiscalía de un delito de asesinato, de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y otro por negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia.

En cuanto al delito de asesinato, señala en su escrito la fiscalía, concurre la circunstancia agravante de parentesco y la circunstancia atenuante de embriaguez y drogadicción. Mientras que en cuanto al delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia, concurre la circunstancia atenuante de embriaguez y drogadicción. 

COMPARTIR: