INFORME PRELIMINAR

La autopsia revela que el joven de Herencia murió de un golpe en la cabeza

Entierro del joven muerto en Herencia, Ciudad Real. Foto: Europa Press
Entierro del joven muerto en Herencia, Ciudad Real. Foto: Europa Press

El joven Gonzalo Buján, el vecino de 28 años de edad que falleció el pasado sábado en la localidad ciudadrealeña de Herencia, fallecido de un golpe en la cabeza, según ha revelado la autopsia que de forma preliminar se le ha realizado al cuerpo.

Así lo ha podido saber Europa Press después de que conocer los datos de ese informe preliminar, que por el momento no es concluyente ni definitivo.

Se han tomado muestras de ADN, de las que aún no se conoce el resultado, y se van a practicar más pruebas testificales si así lo considera la juez, por lo que se van a seguir practicando diligencias probatorias.

El resultado preliminar de la autopsia del joven se ha conocido en la vista oral celebrada este martes en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Alcázar de San Juan, según ha señalado a Europa Press Óscar Rivas, abogado del feriante de nacionalidad rumana puesto en libertad provisional.

En este sentido, la causa de la muerte, a juicio de los forenses, es una hemorragia cerebral causada por un golpe en la cabeza. "Los forenses entienden que es causada con un objeto contundente, según señalan, pero no cuál", ha añadido el abogado.

Requisadas unas pinzas de batería de coche

El juez que instruye el caso ha requisado a uno de los detenidos --que permanece en prisión provisional-- unas pinzas de batería de coche, por si pudieran ser el objetó que provocó el golpe en la cabeza que según la autopsia acabó con su vida.

Así lo ha desvelado en declaraciones a Europa Press el abogado del tercero de los detenidos por esta muerte --ahora en libertad pero con medidas cautelares--, quien ha añadido que en estos momentos se está a la espera de conocer los resultados de pruebas de ADN practicadas tras las detenciones.

Por el momento, los acusados han negado haber utilizado las pinzas para golpear al joven, aunque los testigos presenciales han confirmado que esta persona sí que las llevaba en la mano cuando sucedieron los hechos.

COMPARTIR: