CORONAVIRUS

64 localidades de Castilla-La Mancha han tenido medidas especiales en la segunda ola

Un total de 64 localidades de las 919 de Castilla-La Mancha ya han visto cómo las autoridades sanitarias autonómicas han decretado algún tipo de medida especial dentro de los tres escenarios de actuación contemplados para combatir el avance del coronavirus desde que el 19 de agosto se decretara el confinamiento de Villamalea (Albacete).

Del total de localidades, Toledo ha sido la provincia más afectada, con 33 municipios con algún tipo de restricción en los últimos dos meses, seguida de Ciudad Real con 15, Guadalajara con ocho, Cuenca con cinco y Albacete con tres.

En casi una quincena de municipios se han visto las medidas llegar hasta el nivel 3. Así, además de Villamalea y Bolaños de Calatrava --localidades que llegaron a ser confinadas--, hay que sumar a esta lista Illescas, Seseña, Yuncos, Ugena, Almagro, Cebolla, Valmojado, Villarrubia de los Ojos, Buenache de Alarcón, Fuensalida, Villa de don Fadrique y Santa Olalla.

Primeros pasos

Tras el confinamiento de Villamalea, también en agosto se decretaron medidas en Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Seseña, Illescas, Yuncos, Cebolla, Consuegra, Membrilla, Fuensalida, La Nava de Ricomalillo, Marchamalo y Azuqueca de Henares.

En los últimos días de agosto se sumaron estas decisiones Bolaños de Calatrava --segunda de las dos localidades confinadas--, Toledo, Alcoba de los Montes, Quintanar de la Orden, Méntrida, Olías del Rey y Villacañas.

Herencia, Villarrubia de los Ojos, Carrión de Calatrava, Ciudad Real, Torrijos, Mora y Yeles se sumaron en septiembre en una primera semana que vio cómo se levantaban las medidas en Cebolla mientras que se prorrogaban en varios de los municipios que ya contaban con ellas.

El repute de los datos en la provincia de Toledo provocó que la Consejería de Sanidad estableciera medidas de algún tipo en toda su área, teniendo que reforzarlas en Santa Olalla, Malpica de Tajo, San Bartolomé de las Abiertas o El Casar de Escalona.

Ya a mediados de mes las medidas especiales llegan a Guadalajara capital y Mondéjar, apuntalando las tomadas en Azuqueca e incentivándolas por segunda vez en Alcázar de San Juan.

En la segunda quincena de septiembre se suman nuevos territorios como La Puebla de Almoradiel y La Pueblanueva, además de llegar por primera vez a la provincia de Cuenca, concretamente a Tarancón, Las Pedroñeras y Mota del Cuervo.

La cascada de municipios sometidos a medidas de contención continuó en el noveno mes del año en Almagro, Calzada de Calatrava, Villahermosa y llegaron a nivel 3 en zonas de La Sagra, como Illescas, Seseña, Yuncos y Ugena, además de Cebolla y Valmojado.

La recta final de septiembre trajo medidas especiales en Toledo y Talavera de la Reina; medidas de nivel 2 en Manzanares, Valdepeñas, Viso del Marqués, Santa Cruz de Mudela, Quintanar del Rey, Sonseca y Pulgar.

Alovera, Sigüenza, Buenache de Alarcón, Villa de Don Fadrique, Borox y Cenizate son otros de los municipios que se han enfrentado a distintos niveles de medidas.

Del total de municipios, 47 están gobernados por el PSOE (73%); once por el PP (17,18%); dos por IU, uno por Unidas Podemos y uno más por Cs.

Compartir