A PARTIR DE LA MEDIANOCHE DEL VIERNES

Castilla-La Mancha explica las nuevas medidas de restricción de la movilidad y recomienda el "autoconfinamiento"

Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha

El cierre perimetral de Castilla-La Mancha, el toque de queda nocturno entre las 00.00 y las 06.00 horas de la mañana y la prohibición reuniones con más de seis personas tanto en ámbito público como privado, medidas ya anunciadas este miércoles tras una reunión con Madrid y Castilla y León, entrarán en vigor a partir de la medianoche del viernes 30 de octubre en virtud del decreto que ha firmado este jueves el presidente regional, Emiliano García-Page, y que será publicado en el Diario Oficial de la Comunidad Autónoma (DOCM) en las próximas horas. EL DIGITAL ya ha tenido acceso al texto íntegro de dicho decreto y puede consultarse pinchando en este enlace.

Además, en lugares de culto en espacios de cerrados se permite un aforo del 40 por ciento y en espacios al aire libre deberá garantizar la distancia de seguridad interpersonal y el resto de la normativa higiénico sanitaria. Eso sí, según ha explicado en una rueda de prensa el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, las celebraciones religiosas como bodas, bautizos o comuniones seguirán rigiéndose por las mismas normas que hasta ahora, incluidas en las medidas de nivel 1, nivel 2 y nivel 3 ya vigentes en la comunidad autónoma, que se mantienen activas y que, a día de hoy, afectan a cerca de 200 municipios castellano-manchegos en los que la incidencia acumulada de casos es más elevada.

Sobre el nuevo decreto, el consejero ha asegurado que es herramienta "muy positiva" y "potente" para seguir combatiendo la expansión del virus en Castilla-La Mancha, donde Fernández Sanz ha reconocido que está creciendo el número de contagios. "Estamos inmersos en una subida en el número de casos en toda Europa, y también en España y en Castilla-La Mancha", ha reconocido.

Recomienda el "autoconfinamiento"

Por ello, aunque la nueva norma impide las reuniones de más de 6 personas tanto en establecimientos públicos como en domicilios, siempre a excepción de los convivientes y de los lugares de trabajo, Fernández Sanz ha concluido su comparecencia con un mensaje claro, recomendando el "autoconfinamiento todo lo más que se pueda". "El virus solo se contagia por movilidad y por cercanía. Si no nos reunimos entre no convivientes, todo será mucho más fácil. Si no nos reunimos, muchísimo mejor", ha advertido.

Respecto a la decisión de cerrar perimetralmente la comunidad durante las dos próximas semanas, Fernández Sanz ha explicado que se estudiará el levantamiento o la prórroga de dicha restricción el próximo 9 de noviembre, cuando finalice el primer plazo del Estado de Alarma aprobado a nivel nacional. Además, ha justificado la decisión de prohibir la entrada y salida de Castilla-La Mancha para evitar el aumento de movilidad que se esperaba durante los próximos puentes festivos, en especial el del Día de Todos los Santos (que se celebra el 1 de noviembre), del que ha dicho que culturalmente "tiene mucha incidencia en nuestro país, y quizá más en las personas mayores", a las que más complicaciones puede causar el COVID-19. "Por eso teníamos que contemplar el cierre perimetral de la comunidad", ha asegurado.

Así, la Junta ya ha solicitado al delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, "que extreme las precauciones en las fronteras" de la región, recordando que son las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado quienes "van a velar que se cumpla este cierre perimetral". De hecho, la Delegación ya ha activado el Centro de Coordinación Regional (Cecor) con el fin de establecer los dispositivos operativos necesarios en la región para garantizar el cumplimiento del decreto.

Respecto a la modificación del horario propuesto por el Gobierno de España para el toque de queda nocturno, que en Castilla-La Mancha finalmente comenzará a las 12 de la medianoche (una hora más tarde que lo previsto inicialmente) y finalizará a las 6 de la mañana, Fernández Sanz ha reconocido que dicha medida se ha tomado por "sensibilidad" con el sector hostelero, del que ha dicho que ha tenido "buen comportamiento" a lo largo de la crisis sanitaria.

Por último, ha recordado que el toque de queda en Castilla-La Mancha todavía comienza esta noche a las 23:00 horas, puesto que el decreto que retrasa su inicio hasta la medianoche no entrará en vigor hasta las 00:00 del viernes.

Compartir