18 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

RIADA HISTÓRICA

La increíble respuesta de un alto cargo a la alcaldesa de Cebolla (Toledo): "No vamos a hacer nada"

El agua llegó a los dos metros de altura durante la riada de Cebolla (Rafa Madrid)
El agua llegó a los dos metros de altura durante la riada de Cebolla (Rafa Madrid)

La alcaldesa de Cebolla (Toledo), Silvia Díaz, ha anunciado que el Ayuntamiento de la localidad está estudiando la posibilidad de solicitar ayudas extraordinarias para cubrir los daños ocasionados por la riada, a consecuencia del desbordamiento del arroyo Sangüesa.

En declaraciones a los medios de comunicación, Díaz ha señalado que por el momento se han contabilizado una treintena de vehículos dañados por la crecida, así como entre 60 y 70 viviendas afectadas por la entrada de agua y lodo.

Por este motivo, y pese a que hoy es jornada festiva en el municipio, la alcaldesa ha apuntado que el Consistorio ha abierto sus puertas para atender a aquellos vecinos que se han visto perjudicados por lo ocurrido el sábado 8 de septiembre.

Asimismo, ha señalado que aún no han comenzado a evaluar los daños en las zonas de cultivo, aunque sí ha confirmado que los higos que muchos residentes tenían en sus casas para secarse se han perdido.

Sobre este punto, ha recordado que Cebolla es una de las principales poblaciones productoras de este fruto en España, y ha precisado que para muchas familias es su principal fuente de ingresos.

La regidora ha resaltado que en riadas pasadas el Consorcio de Compensación de Seguros "no ha pagado todo lo perdido", por lo que ha señalado que la administración local estudiará la situación "para tratar de solicitar ayudas extraordinarias para los afectados".

Silvia Díaz también ha agradecido las muestras de apoyo recibidas tras la crecida y el ofrecimiento de ayuda por parte de las diferentes administraciones públicas, de ayuntamientos de otras localidades y de empresas privadas.

Al respecto, ha comentado que incluso la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, se ha puesto en contacto con ella para poner a disposición de Cebolla los recursos del Consistorio ciudadrealeño, algo que, según ha precisado, también ha hecho el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero.

"No vamos a hacer nada"

 

Díaz ha vuelto a pedir a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que tome medidas para evitar nuevas riadas y ha recordado que a finales de 2015 tuvo una entrevista con el entonces presidente de la CHT, Miguel Antolín, para tratar posibles soluciones.

La regidora ha asegurado que el órgano de cuenca dijo que "no iban a hacer nada", e incluso amenazó con "que iban a destapar la zona donde está canalizado el arroyo", ha apostillado.

Finalmente, ha subrayado que el año pasado presentaron a la CHT una memoria elaborada por la Diputación de Toledo con proyectos para mejorar el estado del arroyo Sangüesa, "pero sus respuestas fueron ambiguas", ha concluido.

El PSOE pide la implicación de la CHT 

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE en Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, ha asegurado hoy que el trabajo de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) es "imprescindible" para evitar nuevas crecidas en la localidad toledana de Cebolla.

En declaraciones a los medios de comunicación durante su visita al municipio afectado por la riada, Gutiérrez ha destacado la importancia de que todas las administraciones públicas estén colaborando en estos momentos en las labores de limpieza en la localidad, pero ha precisado que el papel de la CHT es vital "para que la normalidad no sea la catástrofe".



El dirigente socialista ha recordado que tanto el Ayuntamiento cebollano como la Diputación de Toledo llevan reclamando "muchos años" al órgano de cuenca una actuación en el arroyo que ocasiona las riadas cuando se desborda, el Sangüesa.

Al respecto, ha dicho que "no se puede esperar ni un minuto más" para arreglar la causa de las riadas registradas en el municipio en los últimos años y ha hecho un llamamiento a "estar pendiente hasta que Cebolla vuelva a ser Cebolla".

De igual forma, ha asegurado haberse sentido emocionado por los efectos de la riada y por haber visto "un pueblo unido y solidarizado con las personas que lo están pasando mal".

Sobre este punto, ha destacado la admiración que ha experimentado al ver a "un pueblo unido en la adversidad y en lucha para recuperarse como pueblo". 

COMPARTIR: