13 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

INVESTIGADA EN ALBACETE POR LA GUARDIA CIVIL

Así ejercía de guarda y cobraba las tasas una mujer en Castilla-La Mancha sin estar autorizada

Efectivos de la Guardia Civil de Albacete investigan a una vecina de 52 años de edad por un supuesto delito de intrusismo profesional al ejercer labores de guarda fluvial sin estar autorizada para ello.

La investigada vestía un uniforme de similares características al utilizado por los guardias de pesca. Además, ejercía labores propias de éstos dentro de un vedado de pesca del río Júcar a su paso por el término municipal albaceteño, ha informado la Benemérita en nota de prensa.

En el momento en el que los agentes la identificaron dentro del citado vedado de pesca, esta persona, aparte de vestir un uniforme y una gorra de plato, para parecer una verdadera vigilante, llevaba a cabo tareas características del personal titulado como la vigilancia del vedado, la exigencia a los pescadores de la preceptiva licencia preceptiva o el cobro de la tasa por ejercer el deporte de la pesca.

A esta persona, que según informaciones posteriores llevaba ejerciendo esta labor desde el pasado mes de marzo, se le intervinieron varios talonarios de cobro de la tasa, habiendo expedido y cobrado ese día un total de 18 autorizaciones.

Para ejercer funciones de vigilantes cinegéticos o fluviales se debe contar con la titulación de Guarda Rural, que expide el Ministerio del Interior tras superar la pruebas que organiza periódicamente la Dirección General de la Guardia Civil en cumplimiento a lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada.

Las diligencias policiales instruidas por estos hechos fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Albacete, en funciones de guardia.

COMPARTIR: