LOS DELITOS QUE HABÍAN COMETIDO ASCENDÍA A 95.000 EUROS

Desmantelan una banda que traía de cabeza a los agricultores de Tomelloso

Pistachos Pistachos

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por varios delitos de daños y hurto en plantaciones de pistachos de Tomelloso (Ciudad Real) por valor de 95.000 euros y por pertenencia a un grupo criminal.

Con la detención de estos delincuentes, enmarcada dentro de la operación "Kerman", se han esclarecido 4 robos por valor de 95.000 euros, entre lo sustraído y los daños provocados, ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en nota de prensa.

La operación se inició en septiembre del pasado año, cuando se produjeron cuatro hechos de similares características en plantaciones de pistachos de parajes cercanos al municipio de Tomelloso.

Los detenidos cortaban las varetas con yemas, que habitualmente se utilizan para injertar otros árboles, sin respetar el número que se corta por árbol, causando daños muy graves en la planta, lo que unido al lento desarrollo y crecimiento de las mismas, puede provocar la pérdida de varias cosechas e incluso de la planta.

Las investigaciones se centraron en personas que pudieran tener alguna relación con este tipo de cultivo, ya que no es muy común en la zona, y que contaran con una cierta especialización para realizar los cortes en las varetas, además de tener contactos en el sector para poder vender las sustraídas, ya que su única utilidad es la de injertarlas en nuevas plantas.

El dispositivo dispuesto por la Guardia Civil permitió identificar un vehículo, ubicarlo en todos y cada uno de los delitos investigados, y comprobar que era utilizado por tres personas, que resultaron ser administradores de una empresa dedicada al injerto de plantas de pistacho.

Éstos se trasladaban a las explotaciones agrarias que conocían perfectamente para sustraer las varetas, que almacenaban en una cámara frigorífica de la empresa que regentan, para posteriormente utilizar la infraestructura y contactos, con el fin de "blanquear" el producto y reintroducirlo en el mercado legal.

Los detenidos, que han logrado llegar a vender más de 18.000 varetas a diferentes viveros de Castilla-La Mancha, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Tomelloso. 

Compartir
Update CMP