18 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

COMPARECENCIA CORAL EN LAS CORTES

Lo que teme el PP del "Gobierno podemita socialcomunista" de Castilla-La Mancha

Los miembros del Grupo Palamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha han comparecido en la sala de prensa del Parlamento autonómico antes del comienzo del pleno que se celebra este jueves, el primero desde que Podemos gobierna junto al PSOE en la Junta de Comunidades. Comandados por el secretario general de los 'populares' en la región, Vicente Tirado, los diputados han mostrado pancartas en las que podía leerse: "Page más Podemos, el pacto de los sillones"; "Page más Podemos, más sueldos y más asesores" o "Page más Podemos, Castilla-La Mancha no es Venezuela".

Tirado, muy duro con el pacto de gobierno entre socialistas y podemitas, ha asegurado que "Castilla-La Mancha no se merece esta humillación". "Tienen que ser los castellano-manchegos los que decidan porque en las elecciones dijeron mayoritariamente que querían que gobernase el PP. Ahora la voluntad de los castellano-manchegos ha quedado apartada con este pacto de mutuo auxilio, para que Page siga en su puesto y para que Podemos toque moqueta y entre en el Gobierno", ha añadido.

 Sobre Podemos, el secretario general del PP castellano-manchego ha señalado que "se han vendido por un plato de lentejas. Por un 'nespage' para toda la vida. Por más asesores y más cargos. ¿Venían a cambiar qué?". 

Tirado ha recordado también que el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, "dijo de manera solemne que jamás pactaría con Podemos". "Pues bien, ya sabemos quién es Page", ha señalado el líder 'popular', que ha indicado que su partido "no va a consentir que Castilla-La Mancha se convierta en una sucursal política de Venezuela".  En ese sentido, ha defendido que "Castilla-La Mancha no puede ser un conejillo de indias ni un experimento de las políticas de Venezuela".

Además, Tirado ha definido al nuevo Ejecutivo castellano-manchego como "un Gobierno podemita socialcomunista que no viene a solucionar los problemas". Por ello, ha señalado que hoy "es un día triste para Castilla-La Mancha porque Page, de manera voluntaria, le ha abierto la puerta a la radicalidad extrema"

"Esperemos que esto sea una vacuna para que nunca gobiernen los socialcomunistas en España", ha finalizado.

COMPARTIR: