TODOS SON DEL MISMO CURSO DE SEXTO DE PRIMARIA

Trasladados al Hospital doce niños de un colegio de Guadalajara tras sentirse indispuestos

Hospital de Guadalajara, en una imagen de archivo Hospital de Guadalajara, en una imagen de archivo

La noticia ha sido adelantada por Nueva Alcarria. Alumnos de sexto de Primaria del colegio La Muñeca de Guadalajara han tenido que ser atendidos esta misma mañana de viernes al manifestar que se encontraban indispuestos. Los hechos han ocurrido durante una clase de plástica en la que, por lo que ha podido saber el citado medio, estaban realizando dibujos con témperas. Entonces, una de las alumnas habría empezado a encontrarse mareada e indispuesta, con picor de ojos, de garganta y mareo, síntomas que se fueron reproduciendo en otros compañeros. Ante lo inexplicable de la situación, se puso en marcha un dispositivo municipal para tratar de localizar el origen de este malestar.

Bomberos y Policía Local se han desplazado hasta el centro para realizar las pruebas e inspecciones oportunas, además de sanitarios para ver a los niños, según Nueva Alcarria. Por el momento, fuentes municipales descartan un escape de gas, ya que la caldera que se utiliza es de pellets. Esto podría abrir la puerta a un escape de humo de la combustión, opción barajada por algunos padres, pero esta posibilidad también parece descartada tras la inspección realizada por los bomberos. Los sanitarios tampoco han encontrado indicios médicos que expliquen el malestar de los niños. 

La primera pequeña en mostrar su malestar fue trasladada al Hospital de Guadalajara para que fuera objeto de un análisis más exhaustivo. Desde el Hospital apuntan que no se ha encontrado nada anómalo en las pruebas realizadas, que incluían una gasometría y análisis de sangre. Sin embargo, se tomarán precauciones y, obedeciendo al protocolo establecido, la joven permanecerá en observación. Al final, fueron 12 niños los que se trasladaron al Hospital y desde el Sescam señalan que todos ellos se encuentran en aparente buen estado. Padres consultados por este medio coinciden en señalar que, antes de empezar a sentirse mal, los pequeños olieron "algo raro".  

Compartir
Update CMP