A DIEZ AÑOS DE PRISIÓN

Condenado de nuevo en Ciudad Real un violador reincidente que ya había estado en la cárcel

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a J.A.C., como autor de un delito de agresión sexual con la concurrencia de la circunstancia agravante de reincidencia, a la pena de diez años de prisión por abusar de una mujer en Puertollano (Ciudad Real).

Al condenado también se le ha impuesto una medida de libertad vigilada durante ocho años para que se ejecute con posterioridad a la prisión y, además se le condena a indemnizar a su víctima con 20.000 euros por los daños morales que le ha causado.

La sentencia hecha pública este jueves por la Audiencia Provincial de Ciudad Real considera probado que el acusado J.A.C., condenado anteriormente por un delito de violación por la Audiencia Provincial de Ciudad Real por sentencia de 3 de mayo de 1994 a la pena de quince años de prisión y que acabó de cumplir en julio de 2011, coincidió con la víctima en el domicilio de una amiga común y le propuso que realizara labores de limpieza en su vivienda, donde vivía con su madre de avanzada edad.

A tal fin, contactó con ella el 27 noviembre de 2017 para que realizara la limpieza ese mismo día, por lo que le abonaría 14 euros por dos horas de trabajo.

La víctima acudió según lo acordado por la tarde y estuvo limpiando la vivienda, pagándole la madre del acusado lo pactado, pero como no pudo concluirlos, el acusado le propuso que continuara al día siguiente las labores de limpieza, y le propuso que, para evitar que tuviese que madrugar, pernoctase en el domicilio, lo que la mujer aceptó.

Ya en la tarde noche y tras consumir sustancias estupefacientes tanto la mujer como J.A.C., éste se le insinuó, mostrándose excesivamente cariñoso y pidiéndole mantener relaciones sexuales.

Ella desde un principio y ante tales proposiciones las rechazó de forma tajante, y el acusado no aceptó su negativa y respondió de forma agresiva.

En presencia de su madre

Dos horas después, cuando ambos se hallaban en el salón de la vivienda, donde estaba ubicada una cama en la que habitualmente dormía el acusado y encontrándose también la madre de éste sentada en un sillón en el que dormía a consecuencia de sus padecimientos físicos, el acusado conminó a la víctima a que se metiera en la cama cogiéndola por los brazos y el cuello hasta conseguir tumbarla, al tiempo que le amedrentaba diciéndole que tenía una navaja en el bolsillo del pantalón, aunque no la exhibió.

Además, le dijo a la mujer que no gritase, pues si se despertaba su madre le apuñalaría y después la amortajaría.

Como quiera que la mujer se resistía, le propinó dos bofetadas, le tapó la boca y la sujetó por los brazos y finalmente consumó la violación.

Tras ello, el acusado sin permitir que la mujer se levantara de la cama, le instó de nuevo a mantener relaciones sexuales, a lo que de nuevo esta se negó, pero le realizó tocamientos y le impidió que abandonase la vivienda.

Al amanecer, el acusado decidió abandonar su domicilio junto a ella para adquirir sustancias estupefacientes y cogiéndola del brazo se marcharon, se dirigieron hasta una vivienda donde se encontraban un grupo de personas, momento que la víctima aprovechó para escaparse y personarse en la Comisaria de Policía para denunciar los hechos.

Compartir
Update CMP