LA POLICÍA MUNICIPAL VIGILARÁ QUE SE CUMPLE EL DISTANCIAMIENTO

Hasta 36 calles se peatonalizarán este fin de semana en Madrid, con más metros en la Castellana

Las calles peatonalizadas en Madrid a causa de la distancia de seguridad exigida por el Covid-19 se amplían este fin de semana de 29 a 36, con más metros cuadrados en el Paseo de la Castellana (se habilita el tramo entre Lima y Nuevos Ministerios), se suma el Paseo de Camoens y cambian algunas de las calles de los distritos a petición de los concejales-presidentes.

Para asegurar el buen funcionamiento de estas calles, un total de 430 agentes de la Policía Municipal y 100 agentes de Movilidad se dedicarán a su vigilancia cada día.

Con el fin de mantener la seguridad vial de los peatones y con carácter excepcional, de 12 a 19 horas los menores de 12 años podrán circular en bicicletas, patinetes o patines particulares siempre que vayan con un adulto a pie y sin sobrepasar la velocidad de paseo. El resto del tiempo, los espacios estarán reservados para el paseo.

Tal y como explicó el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se aumenta la peatonalización en 100.000 metros cuadrados más y se movilizará un dispositivo de 420 personas entre policías municipales y agentes de movilidad para "que los madrileños puedan disfrutar de la ciudad con distancias de seguridad".

Si bien, el regidor volvió a apelar a la seguridad y a "cumplir con las condiciones establecidas en las salidas", como pueden ser los horarios o el máximo de hijos acompañados por sus padres, ya que "la batalla no está ganada". "Hemos hecho gran parte del camino, no lo desandemos", ha apelado.

Seis de los 29 tramos que se cortaron el fin de semana anterior, primero con peatonalizaciones, superaron el kilómetro de extensión. Se trata del Paseo de la Castellana (1.656 metros); Menéndez Pelayo (1.620 metros); Arturo Soria (1.490 metros); Valmojado (1.260 metros); avenida de Arcentales (1.060), y avenida de Asturias.

La selección de calles responde a criterios de seguridad, siempre atendiendo a las recomendaciones de Policía Municipal. Se han escogido vías anchas que permiten mantener la distancia aconsejada por el Ministerio de Sanidad para evitar contagios y zonas con alta densidad de población.

Además, suelen ser avenidas situadas cerca de los parques para "sofocar las aglomeraciones" que se puedan producir en las zonas verdes. También se ha tenido en cuenta que los cortes de estos tramos tienen incidencias mínimas en el funcionamiento del transporte público, resolviéndose con pequeños desvíos. En total son 49 líneas de autobús que se ven afectadas por estos cortes.

Las bandas de estacionamiento se mantendrán y los residentes de estas vías que quieran hacer uso de su vehículo tendrán que pedir asistencia a los agentes de la autoridad. Siempre deberán justificar que el motivo del viaje es esencial.

Compartir
Update CMP