UNA ROCA IMPACTO A 86.000 KILÓMETROS POR HORA Y GENERA UNA BOLA DE FUEGO

Detectan esta madrugada en Toledo el impacto de una gran bola de fuego en la atmósfera

Una roca procedente de un asteroide ha entrado "bruscamente" en la atmósfera terrestre esta madrugada, a una velocidad de 86.000 kilómetros por hora, y ha generado una "gran bola de fuego" que ha podido ser vista desde gran parte del país y ha sido grabada por varios observatorios astronómicos.

Los detectores del Complejo Astronómico La Hita, situado en La Puebla de Almoradiel (Toledo) y los observatorios astronómicos de Calar Alto (Almería), La Sagra (Granada), Sierra Nevada (Granada) y Sevilla han detectado el impacto de la roca contra la atmósfera, según ha informado La Hita en un comunicado.

La roca, procedente de un asteroide, ha entrado "bruscamente" en la atmósfera terrestre a las 3:51 de esta madrugada, a una velocidad de 86.000 kilómetros por hora sobre la vertical de la provincia de Granada. La velocidad hizo que la roca se volviese incandescente, lo que generó una brillante bola de fuego a una altitud de unos 94 kilómetros sobre el este de la provincia granadina.

Desde allí avanzó en dirección noreste y recorrió una distancia de unos 70 kilómetros en la atmósfera antes de finalizar a una altitud de unos 35 kilómetros al oeste de la provincia de Almería. La gran luminosidad de la bola de fuego permitió que pudiese verse desde más de 500 kilómetros de distancia, por lo que pudo ser avistada desde buena parte de España. 

La roca se destruyó completamente en la atmósfera, sin que ningún fragmento pudiese llegar al suelo, según la información remitida por el Complejo Astronómico de La Hita. Los detectores que han captado la roca trabajan en el marco del proyecto 'Smart' cuyo objetivo es monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar. El evento ha sido analizado por el investigador responsable del citado proyecto, el profesor de la Universidad de Huelva José María Madiedo

COMPARTIR: