DESPUÉS DE 40 AÑOS EN LAS ONDAS

Chema del Olmo se despide de la radio: "Mi corazón sigue en Castilla-La Mancha"

El periodista Chema del Olmo ha colgado el micrófono definitivamente tras 35 años de carrera profesional desarrollada en gran parte en la emisora Onda Cero, una retirada que reconoce haber adelantado por la situación actual que experimenta el periodismo en general y en su rama deportiva en particular.

En una entrevista con Europa Press, Del Olmo, que pasó seis años por micrófonos castellano-manchegos --entre Toledo y Ciudad Real--, ha considerado que la inmediatez de las redes sociales están haciendo "mucho daño" a la concepción del periodismo deportivo, por lo que ha opinado que "es necesario, cuanto antes, dar un vuelco a la programación".

"Ya no se puede tener, desde mi punto de vista, un programa de deportes a las doce de la noche. Creo que hay que sentarse y estudiar el tema y ver mejores horarios. La competencia con la televisión es grande. No me gusta el periodismo que se hace hoy en radio y televisión, es un show, todo demasiado sensacionalista y con poco rigor", ha afirmado.

En este contexto, apunta a que "la radio tiene que pensar en hacer una nueva programación", ya que en 2021 aún se vive "en la época de José María García, hace 40 años, cuando había que esperar a las doce de la noche para saber qué pasaba".

A esto ha sumado el problema añadido del creciente hermetismo de clubes y deportistas. "Yo antes podía entrevistar al entrenador de turno, ahora no puedes hacer nada y cada vez es más difícil llegar al protagonista", asegura.

En este panorama también resalta una problemática más, "los jefes de prensa y los gabinetes que te venden la película que quieren", haciendo más "complicada" la labor del periodismo. "Es una de las cosas que me ha hecho irme antes".

De cara a las nuevas generaciones, asegura que el periodismo es una profesión "muy bonita", pero ha pedido a las nuevas remesas de informadores "que no se engañen", ya que "los sueldos no están acordes con la responsabilidad del periodista y además es difícil ejercer la labor con independencia".

"Es muy fácil caer en el periodismo sensacionalista, del espectáculo, del show, y a mí eso no me gusta. Soy clásico, y el periodismo serio cuesta más hacerlo. Hay que intentar dar calidad al oyente, al lector, al espectador, no sólo el show estilo Jugones o El Chiringuito", ha agregado.

Su corazón, en Ciudad Real

Ya fuera de la profesión, Chema del Olmo reconoce que su corazón sigue en Castilla-La Mancha. "Quiero mucho a esta región, en ella me crié y estuve en contacto con la gente".

"A pesar de haber ido a grandes partidos en Copa de Europa, de haber cubierto a la Selección de Fútbol, de haber hecho 30 vueltas a España, 20 tours de Francia, varios giros de Italia o 15 campeonatos del mundo, mi corazón sigue estando en el Manchego, en el Almagro de Manolo Chico, en las Rutas del Vino y en el ambiente que había", ha subrayado.

Ha rememorado sus inicios en el medio en el año 1979 trabajando como becario de Radio Exterior de España, tras lo que pasó un año y medio en Radio Toledo antes de recalar en Ciudad Real.

En la región, ya como periodista deportivo, recorrió toda la geografía castellano-manchega cubriendo la actualidad y los partidos de equipos como Daimiel, Manchego, Bolañego, Miguelturra, Gimástico de Alcázar o Tomelloso.

La génesis del exitoso balonmano Ciudad Real bajo la marca de Caserío Vigón con Carlos Sierra al frente es otro de los hitos deportivos de la región que Chema del Olmo pudo contar con su micrófono, tal y como recuerda; al que sumado la histórica fase de ascenso a Segunda B entre el Valdepeñas y el Córdoba de hace 35 años, con derrota valdepeñera.

También ha tenido palabras en su despedida para citar a varios compañeros de la profesión de su etapa castellano-manchega, como Luis Campos, Luis Alberto Roncero, Paulino Sánchez, José Ruiz Peinado o José Luis Albiñana. "Formábamos un equipo muy bonito", ha destacado.

La programación radiofónica dedicaba más tiempo al deporte local en aquella época. En su caso, hasta una hora y media diaria, con media hora dedicada a la región más una hora vespertina centrándose en la actualidad de Ciudad Real.

"Me gustaba mucho más. Había mucho más contacto y más directo con los oyentes. Soy un entusiasta de la radio local y ahora eso se ha perdido. Ahora todo es Real Madrid, Barcelona, Atlético...", ha lamentado.

Compartir