21 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

APOYO DEL GOBIERNO REGIONAL AL TRABAJO DE LAS FISCALÍAS

Los juzgados de Castilla-La Mancha recibieron más de 5.600 denuncias por violencia de género en el último año

La consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha transmitido este martes el respaldo del Ejecutivo al "gran trabajo" que desarrollan las fiscalías de violencia sobre la mujer en la lucha contra este grave problema estructural, que ya ha dejado 1.019 víctimas mortales desde 2003 y 34 criaturas huérfanas y ha ensalzado su labor como uno de los pilares fundamentales en esa lucha.

Fernández, que ha asistido a la recepción organizada por la Diputación de Ciudad Real para los fiscales que han participado en las jornadas de especialistas en materia de violencia sobre la mujer, ha agradecido la autocrítica realizada durante el encuentro sobre la necesidad de una mejor detección que ha hecho extensiva a todas las administraciones, si bien ha querido destacar la implicación de muchos colectivos profesionales y sociales en la erradicación de la violencia de género.

"Que la violencia machista es un problema grave es algo indiscutible para la gran mayoría de la sociedad, aunque aún haya quien quiera imponerse al resto afirmando que la violencia no tiene género cuando las 1.019 asesinadas por sus parejas o ex parejas demuestra que sí lo tiene" ha dicho Fernández, quien ha estimado que jornadas de este tipo sirven para reflexionar sobre cómo seguir avanzando en la protección a las víctimas y en la mejora del sistema judicial, al tiempo que se visibiliza el problema desde todos los ámbitos.

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional ha recordado que los juzgados castellano-manchegos recibieron el pasado año 2018 un total de 5.672 denuncias por violencia de género, lo que supone un 11,2 por ciento más respecto al año anterior, de forma que la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres en Castilla-La Mancha ascendió a 52,5, ha informado la Junta en un comunicado.

Esos datos demuestran la importancia de la justicia para acabar con la violencia de género, si bien Blanca Fernández ha destacado también que la lucha se sustenta sobre otros dos pilares también fundamentales como son la prevención y la protección de las víctimas.

Prevención y protección

En el caso de la prevención, la consejera de Igualdad y portavoz de Castilla-La Mancha ha puesto en valor las campañas que se están desarrollando desde el Instituto de la Mujer como la de 'Sin un sí, es no' para prevenir las violaciones en cita -que ha llegado a más de 7.000 personas en Castilla-La Mancha durante el verano y ha permitido que 140 mujeres se reconocieran como víctimas de violencia de género- o las que se desarrollarán en las próximas semanas para favorecer la igualdad.

Asimismo, ha recordado que se acaba de iniciar, en colaboración con la consejería de Educación, una campaña teatral de sensibilización entre el alumnado de centros educativos en la que, tras la representación de "Don Juan. La sombra de Inés ensangrentada", se realizarán talleres informativos destinados a que la población adolescente aprenda a identificar, y por ende a prevenir, este tipo de conductas.

Las políticas educativas son principales para la educación en valores, y "en definitiva la igualdad es un valor que debemos inculcar desde la más tierna infancia y que evitaría muchas conductas indeseables en las personas adultas" ha manifestado la titular de la consejería. Por eso, ha resaltado la importancia de la asignatura de Educación para la Igualdad, la Tolerancia y la Diversidad que ya se está impartiendo como pilotaje en algunos centros de la región, así como la última iniciativa del ejecutivo autonómico de impulsar planes de igualdad en los centros escolares públicos.

También ha recordado la apuesta que el Gobierno regional hace para la protección de mujeres y menores que ya han sufrido este tipo de violencia con iniciativas como las ayudas a las huérfanas y huérfanos de la violencia machista con ampliación de estas ayudas; las ayudas para el acceso a viviendas protegidas; o las becas Leonor Serrano, además de los proyectos en materia de empleo y el apoyo específico a través de la red de 84 centros de la mujer que existen en Castilla-La Mancha.

COMPARTIR: