CUANDO GOBERNABA EL PP

Page desvela una sorprendente conversación con Cospedal sobre las obras del hospital de Toledo

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS) Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha develado este martes, durante su intervención en la presentación del Plan de Traslado del nuevo hospital universitario de Toledo, una conversación que tuvo con su antecesora en el cargo, María Dolores de Cospedal, cuando la ex dirigente del PP ganó las elecciones en 2011 y se puso al frente de la Junta de Comunidades.

García-Page, que ha asegurado esta fue "una de las pocas conversaciones" que tuvo con Cospedal, ha desvelado que la ex presidenta regional le dijo poco después de acceder al cargo: "Que sepas que el hospital se va a parar porque es faraónico". 

A este respecto, García-Page ha reflexionado: "Ella decía que la obra era faraónica. Las pirámides se levantaban en Egipto para enterrar a los faraones y esta obra se hace precisamente para lo contrario, para salvar vidas". 

Y el actual jefe del Ejecutivo autonómico y líder de los socialistas castellano-manchegos ha continuado: "Poco después uno comenzó a entender de qué iba la situación. Consistía en una migración forzada de los pacientes a la Comunidad de Madrid".

Además, García-Page ha reconocido: "Hemos pasado las de Caín con este proyecto desde el primer momento. Supone una inversión descomunal desde el punto de vista económico, de energía, jurídico y urbanístico", por lo que ha considerado que el inicio de la mudanza para su puesta en marca supone "un momento que, con claridad, va a hacer historia". 

Por su parte, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que el proyecto de obra ejecutado ha logrado ampliar en 23.000 metros cuadrados lo incluido en el plan anterior, redactado durante el mandato de Cospedal. "Se quedaba escaso", ha afirmado el responsable sanitario, que se ha felicitado por haber conseguido "más camas y más servicios".

En ese sentido, ha recordado que el nuevo Hospital Universitario de Toledo contará con unas 180 salas de consulta, 62 boxes en el hospital de día, 23 puestos de tratamiento o 56 boxes de cuidados intensivos, además de dos quirófanos híbridos que "serán visitados por la mayoría de profesionales de España y de Europa" ya que permiten en un mismo espacio operar y hacer pruebas radiológicas a la vez.  En estos momentos, solo hay un quirófano híbrido en el país, concretamente en un hospital privado de Cataluña.

Compartir