GARCÍA ÉLEZ PIDE UNA REUNIÓN CON LA MINISTRA

La Junta recurrirá el trasvase de este miércoles, el primero aprobado por el Gobierno socialista

FOTO: JCCM
FOTO: JCCM

La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha abogado hoy por la necesidad de derogar el Memorándum que blinda los trasvases del Tajo al Segura, al que se ha referido como "una ley injusta", al tiempo que ha recordado que es una norma del Partido Popular. Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas tras conocerse que la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha autorizado hoy trasferir 38 hectómetros cúbicos de agua de la cabecera del Tajo durante el mes de julio.

La consejera ha asegurado que el Gobierno regional va a seguir haciendo "lo mismo que ha venido haciendo hasta ahora" en defensa de los intereses hídricos de Castilla-La Mancha, de modo que va a recurrir este nuevo trasvase, que se suma a los 23 recurridos cuando gobernaba el PP en España. Y ha hecho hincapié en que éste será el primer envío de agua que se recurra con un gobierno del PSOE a nivel nacional, "pero con unas leyes del PP".

Según García Élez, este trasvase es "una nefasta consecuencia" del Memorándum que firmó en la anterior legislatura la expresidenta de la región María Dolores de Cospedal, que, a su modo de ver, "vendió los intereses de Castilla-La Mancha a precio de agua". "Unos intereses que desde el Gobierno regional vamos a seguir defendiendo", ha destacado la consejera, quien ha añadido: "Vamos a seguir alzando la voz y llevando la defensa del agua para Castilla-La Mancha allí donde sea necesario".

Pide reunión en el Ministerio

García Élez ha solicitado a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que la reciba "cuanto antes" y ha señalado que le parece bien lo que está escuchando en relación a que los trasvases tienen que ser "algo extraordinario", pero ha agregado que la Consejería de Fomento quiere que la ministra "no solo lo verbalice, sino que también lo materialice".

"Queremos concreción en las acciones" y, para ello, "necesitamos modificar las reglas de explotación y derogar un Memorándum que lo único que hace es atacar a los intereses de Castilla-La Mancha", ha apuntado la consejera. Ha subrayado que este nuevo envío de agua va a suponer pasar de un nivel 3 de prealerta a un nivel 2 de alerta y se ha preguntado si eso es agua excedentaria.

La titular de Fomento ha abogado por defender los intereses de la región "de la mano" de Ribera y a través de un Pacto Nacional, con criterios de "sensatez y sentido común" y dando prioridad a los intereses de la cuenca cedente. También ha incidido en que el Ejecutivo autonómico va a seguir defendiendo jurídicamente lo que considera "un ataque a los intereses de la región" y en que lo hará mediante el diálogo y cuidando que se cumplan los caudales ecológicos.

A preguntas de los periodistas sobre si considera que este nuevo trasvase es una traición por tratarse de "fuego amigo", ha insistido en que es "un nuevo ataque", basado en una ley "injusta" que lo ampara y ha recordado las palabras de la ministra, que ha dicho que no están prohibidos, pero que tienen que ser extraordinarios.

Además, ha recordado que también se realizó la petición al anterior Ejecutivo central de estar presente en los órganos de decisión de estos trasvases, pero que no fue atendida y ha destacado que ahora con Ribera sí hay posibilidades de "volver a sentarnos y hablar".

COMPARTIR: