SUCESO EN CAUDETE (ALBACETE)

El último golpe de los 'cogoteros' en Castilla-La Mancha: la víctima fue una mujer que acababa de sacar dinero

La Guardia Civil ha detenido en Caudete (Albacete) a tres personas por robar a una mujer que sacó dinero del banco tras distraerla y pincharle una rueda.

Efectivos del Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Caudete han detenido a un grupo de 'cogoteros', formado por tres personas, de 30, 36 y 38 años de edad, vecinas de Murcia, como presuntas autoras de varios delitos de hurto, de daños, de falsificación de documentos públicos así como de pertenencia a organización criminal.

Inició las investigaciones en el mes de diciembre de 2019, tras haberse tenido conocimiento de que una vecina de Caudete, tras acudir a una céntrica sucursal bancaria de su localidad y efectuar un importante reintegro de dinero, se percató de que era seguida por tres personas, dos hombres y una mujer de aspecto sudamericano.

Tras entablar conversación con la denunciante, aprovecharon un descuido de esta para pincharle una rueda de su vehículo, con algún objeto punzante, con el objetivo de distraerla y poder sustraer el dinero que acababa de retirar del banco. Al advertir las intenciones de estas tres personas, la víctima se refugió en una cafetería cercana y estas tres personas huyeron del lugar apresuradamente.

Con esta información, la Guardia Civil de Caudete inicio gestiones para tratar de averiguar la identidad de estas personas, contando con la colaboración de otras unidades del Cuerpo, que permitieron identificar y detener a los tres autores, tras ser reconocidos por una patrulla de la Benemérita en las proximidades de la misma sucursal bancaria, quizás a la espera de una posible víctima.

Identidades falsas

Tras las detenciones se pudo verificar que los documentos mostrados por dos de los detenidos resultaron ser falsos, teniendo que verificar sus verdaderas identidades a través del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, al igual que la de la tercera que no portaba ningún tipo de documento.

Ya con la verdadera identidad de estas personas se pudo comprobar cómo todas ellas tenían numerosos antecedentes policiales, por hechos similares al cometido, y otros tantos que se encontraban en fase de investigación y que fueron esclarecidos a través de las detenciones efectuadas.

Se da la circunstancia que contra los detenidos pesaban hasta siete requisitorias, tanto policiales como judiciales, varias de ellas de búsqueda detención y personación en sede judicial por la comisión de delitos anteriores y de la dificultad para la localización de estas personas por parte de las Autoridades Judiciales, motivadas por la gran movilidad geográfica de todos ellos por el territorio nacional y no disponer de un domicilio fijo.

Finalmente la Guardia Civil da por esclarecidos dos delitos de daños, tres delitos de hurto consumados y otro en grado de tentativa, dos delitos de falsificación de documento público y otro por pertenencia a grupo criminal.

Así actúan los 'cogoteros'

El modus operandi utilizado por este tipo de delincuentes consiste básicamente en que un miembro del grupo accede al interior de una entidad bancaria o bien permanece en las proximidades de un cajero a la espera que alguna persona haga una operación elevada de reintegro de efectivo.

Tras elegir a la víctima y observar donde guarda el dinero retirado procede a seguirla indicándoles a los demás miembros del grupo, que se encuentran ubicados en la calle, el lugar donde guarda el dinero, a través de señales previamente convenidas.

Una vez elegido el lugar idóneo para realizar el 'cogotazo', estas personas suelen utilizar diversas tretas para hacerse con el botín, desde diversos métodos de distracción, haciendo uso, en algunas ocasiones, de gran violencia física, en caso de resistencia, o bien intimidando a la víctima con algún tipo de arma.

La Guardia Civil pone a disposición de los ciudadanos el teléfono de atención permanente 062, para comunicar cualquier emergencia o incidencia que pudieran observar.

Tanto las personas detenidas, como las diligencias instruidas, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción, en funciones de guardia, de la localidad albaceteña de Almansa.

Compartir
Update CMP