POR PREVENCIÓN

La cárcel de Ocaña suspende las salidas y las comunicaciones a partir del sábado

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (IIPP) ha dispuesto nuevas medidas contra el COVID-19 en el Centro Penitenciario de Ocaña I (Toledo), nuevas instrucciones que entran en vigor este sábado y que se prolongarán por tres semanas.

Según informa Instituciones Penitenciarias en nota de prensa, se suspenden todas las comunicaciones, ordinarias y especiales; al tiempo que quedan en suspenso todas las salidas de permiso, programadas y cualquier otra salida, salvo por causas de fuerza mayor, situación de necesidad, por razones judiciales o sanitarias imprescindibles. Sólo se permitirá el acceso al personal funcionario y laboral, y al personal extra penitenciario cuya labor sea indispensable.

Estas disposiciones se toman tras apreciar una elevada incidencia acumulada en los últimos 14 días en la comunidad de Castilla-La Mancha y, en particular en la provincia de Toledo. Además en la actualidad hay cuatro internos positivos en coronavirus.

Para paliar esta restricción de las comunicaciones y permisos de las personas que se encuentran en prisión, se ampliará el número de llamadas telefónicas que tienen autorizadas los internos, especialmente con sus abogados, y se potenciará el uso de videollamadas.

Compartir