NO CREE QUE HAYA VACUNA ANTES DE UN AÑO

Un científico español explica el final de la crisis del coronavirus, y es preocupante

Adolfo García Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Adolfo García Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos

Es uno de los mayores expertos del mundo en biología y sus augurios sobre el final de la crisis del coronavirus puede sorprender a muchos.

Adolfo García Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes del Hospital Monte Sinaí (Nueva York) y uno de los biólogos más importantes del mundo, ha asegurado que, como ya ocurre con la gripe, llegará un momento en que con el coronavirus “habrá una cifra de muertos que se considerará aceptable y volveremos a la normalidad”.

“Va a depender del número de contagios que haya cada día y cada semana. Si el número de contagios disminuye a un nivel que es capaz de ser afrontado a nivel hospitalario, incluso si todavía causa muertes, será un nivel que la sociedad seguramente empiece a aceptar y que eso de lugar a que la situación se normalice incluso aunque el virus siga causando problemas y siga causando muertes”, ha afirmado en una entrevista en RAC1, recogida por el Huffington Post, antes de subrayar que es exactamente lo mismo que ocurre con la gripe.

García Sastre ha recordado que la gripe causa muertes todos los años, aunque es una tragedia y aunque muchas de ellas se podrían evitar con la vacunación. “Sin embargo, la sociedad acepta este número de muertes que causa la gripe como algo aceptable. Igual que se aceptan otro tipo de muertes, como por accidentes de tráfico. Se intentan reducir, pero no por ello se hacen las medidas más extremas para reducirlas. Y eso es lo que creo que va a pasar: en un momento, el número de muertes que cause este coronavirus va a ser un nivel que se considere aceptable de modo general en la sociedad y hará que las cosas vuelvan a la normalidad”.

El experto ha asegurado que, en su opinión, es demasiado optimista pensar que la  Universidad de Oxford podría tener una vacuna contra el coronavirus en el mes de septiembre.

En este sentido, ha explicado que el plazo más rápido para una vacuna es un año y “esto yendo muy deprisa”. “Y una vacuna no genera inmunidad en el momento en que se pone, hay que esperar un mes o dos para ver la efectividad”, ha avisado.

García Sastre ve posible que haya una segunda oleada del virus cuando termine el confinamiento porque “hay un número suficientemente grande de personas susceptibles de ser infectadas”. Pero cree que ahora “ya estamos mejor informados y preparados” para contenerla.

“Después de esta primera ola se sigue contagiando gente ya la siguiente ola ya tenemos un 20% de inmunidad, esto ayudará a tener inmunidad de rebaño. Si hay otra ola y hay un 20% de inmunidad, ya será el 40%. Y así sucesivamente”, ha explicado.

Compartir