15 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

VISITA JUNTO A JAVIER MAROTO A GUADALAJARA

Núñez avisa sobre el nuevo contrato de ambulancias: lo vigilarán con lupa

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha asegurado este viernes que estará vigilante para que el nuevo contrato del transporte sanitario en las provincias de Guadalajara, Albacete y Ciudad Real se haga con unas condiciones "dignas para trabajadores y usuarios".

De esta forma se ha expresado el máximo dirigente de los 'populares' durante su visita, junto al portavoz del Partido Popular en el Senado, Javier Maroto, al XII Salón del Automóvil de Guadalajara, una visita en la que ha estado acompañado por la presidenta del PP de Guadalajara, Ana Guarinos, y por miembros de la candidatura al Congreso y al Senado en la provincia, como es el caso de Antonio Román, según ha informado el PP en nota de prensa.

Núñez ha mostrado la disposición del PP de Castilla-La Mancha para seguir siendo una "herramienta útil" para los ciudadanos, algo por lo que ha indicado que se ha liderado el trabajo en las provincias de Guadalajara, Ciudad Real y Albacete para mejorar el transporte sanitario a través de conversaciones con los trabajadores ya que es una situación que el Gobierno de Emiliano García-Page "ha llevado al límite".

El líder de la oposición en la región ha recordado que se han presenciado episodios de ambulancias sin calefacción, que dejaban "tirados" a los pacientes, otros vehículos no contaban con la sujeción necesaria y otras negligencias. Esta situación, según ha relatado, provocaba "tensión" en los trabajadores y los pacientes. El PP, como ha indicado Núñez, ha denunciado la situación en diversas ocasiones durante la pasada legislatura y la actual y, según ha lamentado, García-Page "siempre ha rechazado hacer frente a este problema".

"Nos alegramos de que ahora el Gobierno regional anuncie que rescinde el contrato y vaya a volver a contratarlo", pero ha insistido en que será vigilante ya que García-Page "no puede dar la espalda a temas como este" y tardar tanto en reaccionar, sometiendo a tanta tensión a los trabajadores y ofreciendo condiciones "indignas" a los usuarios, y ha concluido asegurando que, el nuevo contrato, debe hacerse "acorde a las necesidades reales del servicio".

COMPARTIR: