REPARTE SUERTE EN TOLEDO CAPITAL

Así es Lorenzo Calado, el mejor vendedor de la ONCE en Castilla-La mancha

El "mejor vendedor de la ONCE" de Castilla-La Mancha en 2019 es Lorenzo Calado España, un bilbaíno de nacimiento pero toledano de adopción que lleva 20 años en esta provincia, seis de ellos repartiendo suerte con el cupón en el casco histórico de la capital castellano-manchega.

Lorenzo, con una discapacidad visual del 88 %, se afilió en 2010 a la ONCE, organización que le dio trabajo tres años después, primero en Fuensalida y después en Toledo capital, y con la que se siente "muy agradecido, porque ha cambiado mi vida por completo", declara a EFE este vendedor, que recibió hace escasos días la noticia de su nombramiento como mejor vendedor de la región por parte de la Jefatura de Juego de la ONCE.

"Me hizo mucha ilusión porque lo veo como una recompensa al esfuerzo realizado en estos años", apunta Lorenzo, que asegura entregarse a su trabajo todos los días "con alegría" porque le gusta lo que hace y le permite conocer a muchísima gente.

Sobre las 'virtudes' que le han hecho merecedor de esta distinción, señala que, además del volumen de ventas, supone que habrán tenido en cuenta otros muchos valores como el compañerismo, la simpatía o la honradez, aunque "eso son los clientes quienes lo tienen que decir", bromea.

Lorenzo, que prefiere no ofrecer datos sobre ventas, confiesa que hasta el momento no ha dado 'premios gordos' - "eso es lo que me falta", comenta- pero sí muchos pequeños, entre ellos "las últimas cuatro cifras del gordo de un extra", aunque afirma que no pierde la esperanza.

El flamante 'mejor vendedor" del cupón en Castilla-La Mancha tiene también depositada mucha ilusión en el encuentro organizado por la ONCE un fin de semana del próximo mes de febrero en Madrid, donde coincidirá con sus compañeros distinguidos también por esta organización por la misma razón que él.

Lorenzo Calado España, de 55 años, tiene su puesto de vendedor en la céntrica Plaza de Zocodover los días laborables y los fines de semana en la calle Comercio, en pleno casco histórico de Toledo. 

Compartir
Update CMP