PAGE DEFINE AL CONSEJERO DE SANIDAD COMO "UN CRACK"

La Junta encarga un estudio mortuorio propio: "Los fallecidos son sustancialmente menos de los que dicen los registros"

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en Villaminaya (JCCM) Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en Villaminaya (JCCM)

Dos meses y medio desde el inicio de la crisis sanitaria del coronavirus todavía no sabemos con certeza cuántos muertos ha provocado esta pandemia en España y en Castilla-La Mancha. Después de varios cambios en la metodología de recuento y de algunas rectificaciones contradictorias, desde el Ministerio de Sanidad las defunciones en nuestra región se cuantifican 2.495, mientras que desde el Gobierno regional se cifran en 2.953. Por su parte, los registros civiles castellano-manchegos elevan sustancialmente esa cantidad y, con datos de marzo y abril, aseguran que hasta 4.627 habrían fallecido por COVID-19 o con sospechas de estar infectados. Para acabar con el baile de cifras, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha tomado una decisión.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha encargado un estudio de sanidad mortuoria que será presentado próximamente aunque el presidente regional, Emiliano García-Page, ha adelantado este miércoles que en el mismo se recoge que los fallecidos por COVID-19 en la región son "sustancialmente" menos de los que dicen los registros civiles, pese a que ha lamentado que siguen siendo "una barbaridad".

Durante la visita que ha llevado acabo en Villaminaya (Toledo), a las instalaciones de 'Válquer Laboratorios', García-Page ha explicado que este estudio va a "arrojar mucha luz" porque se han estudiado "uno por uno" los partes de fallecimiento que han emitido los médicos. "Llegaremos a una conclusión muy clara de quienes han fallecido por el virus", ha dicho.

También ha señalado que se van a aclarar estos datos para que esa experiencia lleve al Gobierno regional la tener protocolos de actuación en el futuro "más correctos" frente al coronavirus. "Y queremos contrastar esos datos con los del sistema judicial, a quien vamos a pedir todos los datos no sea que se estén imputando fallecimientos de manera inadecuada", ha añadido.

"Los datos de la sanidad mortuoria van a coincidir muy mucho con los datos por fallecimiento y de fallecimiento por sospecha del Gobierno", ha indicado, pese a que ha criticado que ahora en España "les da por cambiar todos los días" la forma de contar los fallecimientos por el virus. "Alguna ciencia habrá detrás", ha dicho.

Finalmente, el presidente del Ejecutivo ha agradecido en este sentido el trabajo llevado a cabo por la Dirección General de Salud y el consejero, Jesús Fernández Sanz, de quien ha destacado que "es un crack" y le echa "una humanidad al problema que está ayudando a todos".

Este mismo miércoles se ha conocido que la mortalidad en España por todas las causas se ha disparado un 55,2 por ciento entre el 13 de marzo y el 22 de mayo, periodo en el que España está bajo el estado de alarma por el coronavirus, según los últimos datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia.

En el caso de Castilla-La Mancha se registra un exceso de mortalidad del 206 %, registrando 5.114 muertes más de lo esperado, hasta los 7.596 muertos.

Compartir
Update CMP