CLARO ABUSO DE DERECHO Y DESVIACIÓN DE PODER, DICE LA SENTENCIA

Varapalo de un Alto Tribunal a la subida de sueldos de un alcalde de Castilla-La Mancha y sus concejales

José Manuel López Carrizo José Manuel López Carrizo

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha declarado nulo un pleno que celebró el Ayuntamiento de Tarancón (Cuenca) en julio de 2015, en el que se aprobó la subida de los sueldos del alcalde del PSOE, José Manuel López Carrizo, y de los concejales liberados del equipo de gobierno.

En una sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el TSJCM ha considerado que el pleno, que se celebró el 8 de julio de 2015, fue convocado sin que se cumplieran los requisitos legales "con claro abuso de derecho y desviación de poder", ya que no estaba justificada la urgencia de la convocatoria.

Con este fallo, el TSJCM revoca la sentencia dictada en febrero de 2016 por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Cuenca, tras el recurso interpuesto por el grupo popular en el Consistorio taranconero contra el citado acuerdo plenario.

Contra la sentencia del Alto Tribunal castellano-manchego cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS).

Extraordinario y urgente

La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Tarancón y diputada nacional del PP, María Jesús Bonilla, ha explicado este viernes en rueda de prensa que presentaron el recurso después de que la subida de sueldo del alcalde y los concejales liberados del equipo de gobierno no saliera adelante en un pleno anterior.

Por ello, José Manuel López Carrizo, convocó otra sesión de manera extraordinaria y "urgente" para el 8 de julio, cuando ese mismo día a las 17:00 horas estaba convocado un pleno en el Congreso de los Diputados, en el que está Bonilla como diputada del PP por la provincia de Cuenca.

Bonilla ha mantenido que ese segundo pleno se convocó de forma "urgente" de manera irregular "con la única intención de impedir" que ella pudiera votar. En el pleno, la propuesta de subida de sueldo salió adelante porque, tras el empate en las votaciones de los grupos, prevaleció el voto de calidad del alcalde.

"Estábamos convencidos de que se había saltado la ley, no era urgente, era para impedir votar a un concejal", ha aseverado Bonilla, quien ha lamentado la "mala fe" del regidor de Tarancón.

En esa sesión plenaria se acordó una subida de sueldos para el regidor y los concejales liberados que alcanzó casi los 80.000 euros, aunque esta cantidad posteriormente fue rebajada en otro pleno municipal en febrero de 2016.

Compartir
Update CMP