19 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EL SANTO VOTO DE PUERTOLLANO, CIUDAD REAL

La van a liar a partir de este miércoles en una ciudad de Castilla-La Mancha con 31.000 panecillos y 5.500 raciones de guiso

El Ayuntamiento de Puertollano (Ciudad Real) repartirá 31.000 panecillos y 5.500 raciones de guiso, elaboradas con 1.500 kilos de carne de vacuno y 2.400 kilos de patatas durante la festividad del Santo Voto, que se desarrollará este miércoles 5 y el 6 de junio.

Declarada de Interés Turístico Regional y con un presupuesto de unos 45.000 euros, la celebración incluye un festival de folclore, el nombramiento de los Caballeros del Santo Voto y un mercadillo medieval, según ha informado la concejala Celia Villaverde.

Así, el día 5 de junio, a las 18.00 horas, el párroco de la Virgen de Gracia bendecirá los panecillos que se repartirán a toda la población. También el miércoles, a las 20.00 horas, se desarrollará en el auditorio municipal el acto institucional de entrega de los premios del Santo Voto, que en esta ocasión han recaído en el director teatral Isidro Rodríguez, las profesoras del programa de Educación Básica de Adultos, Multicines Ortega y Heladería Romero.

Media hora más tarde dará comienzo el festival folclórico, que contará con la participación de las asociaciones Virgen de Gracia, Fuente Agria y Puertollano. Sobre las 23.00 horas se procederá al encendido de las ollas del guiso del Santo Voto.

El jueves, 6 de junio, a partir de las 9.00 horas, se iniciará el reparto de bollos entre los escolares de la ciudad; a las 12.00 horas se celebrará la función religiosa en la parroquia y a las 13.00 se realizará la bendición y distribución de las 5.500 raciones con el guiso del Santo Voto.

Además, desde el 5 al 9 de junio permanecerá abierto en el Paseo de San Gregorio un mercado medieval con diversos puestos de artesanía, talleres y tabernas, organizado por el colectivo Anayao.

El origen del Santo Voto se remonta a 1348 como acto de agradecimiento de los supervivientes de la peste bubónica a la patrona de la localidad, la Virgen de Gracia, y es la tradición más antigua de Puertollano.

COMPARTIR: