CSIF HA DENUNCIADO EL "COLAPSO"

Más de 90 pacientes esperan su ingreso en el Hospital de Toledo "hacinados en los pasillos"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado de nuevo la situación "crítica" del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, ante un "nuevo episodio de colapso" en el Servicio de Urgencias con 91 pacientes a la espera de ingreso.

En un comunicado de prensa, el sindicato ha denunciado que los 91 pacientes se encuentran a la espera de ingreso "hacinados en pasillos", incluso "muchos de ellos sin camilla", lo que ha considerado como "un triste récord" al señalar que se trata de "la cifra más alta registrada" desde el inicio de la pandemia.

Por ello, CSIF ha lamentado "una vez más la falta de recursos humanos, el deterioro y dimensiones de las instalaciones y la negligente falta de previsión".

En este sentido, se ha referido a la habituales hospitalizaciones de enfermos crónicos por procesos respiratorios (gripes, bronquitis, neumonías), que se suman a los pacientes covid-19, de los cuales ha precisado que había 51 esperando ser ingresados, lo que supone una presión asistencial que desborda la capacidad del Complejo Hospitalario y que "ya cuenta con 48 personas en UCI".

Además, han criticado la utilización del antiguo Servicio de Rehabilitación como Servicio de Urgencias de pacientes Covid-19, ya que han asegurado que no cuentan con las condiciones de seguridad para evitar el contagio de los profesionales, a lo que CSIF ha pedido medidas cautelares para su cierre.

Asimismo, CSIF se ha referido a los hechos ocurridos ayer, cuando se produjo la caída del techo de la única consulta que quedaba en el Servicio de Rehabilitación, por la cual no hubo que lamentar daños personales, pero han explicado que se trata de un espacio que se encuentra justo al lado del pasillo donde se atiende a los pacientes covid.

El sindicato ha considerado que la situación "crítica" se ha convertido en una constante en el centro hospitalario, que padece "la falta de previsión y una gestión ineficaz tanto de la pandemia de coronavirus como de los efectos de la borrasca Filomena".

También, ha lamentado la postura del presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tras "negar la realidad" y acusar, según el sindicato, de "no ser cierto nada de lo que plantea” tras denunciar los dos picos de saturación producidos la semana pasada.

En este sentido, la responsable provincial de Sanidad de CSIF Toledo, Marisa García, ha señalado que “el personal ya no puede más", por lo que ha asegurado que "se están movilizando para presentar una comunicación al Juzgado de Guardia.

"Hacen falta más manos, pero también un espacio adecuado", ha exigido García, quien ha indicado que "los compañeros no entienden cómo puede seguir cerrado el Servicio de Urgencias del nuevo hospital, que cuenta con cien camas”, a lo que ha añadido que seguirán exponiendo lo que sucede "le pese a quien le pese".

Compartir