ENTRE OTROS TRES TRASLADOS

Prisiones acerca a un preso de ETA que está en una cárcel de Ciudad Real

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado de cuatro presos etarras a cárceles más próximas al País Vasco, así como la progresión al tercer grado de otro interno de la banda terrorista. 

Uno de los internos que serán trasladados es Asier Bengoa López de Armentia, que pasará de la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) a la de Daroca, en Zaragoza.

Ingresó en prisión el 6 de febrero de 2019 y tiene una condena de siete años y seis meses por el delito de colaboración con banda armada. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en febrero de 2021.

La Junta de Tratamiento de la cárcel castellano-manchega ha propuesto su progresión a segundo grado penitenciario y su traslado a un centro cercano a su entorno familiar.

Por su parte, Faustino Marcos Álvarez también será trasladado de Herrera de la Mancha a Daroca. Ingresó en prisión el 20 de febrero de 2010 y tiene una condena de 12 años y 14 meses por los delitos de colaboración con banda armada, tenencia ilícita de armas y falsificación de documento público.

Ya cumplió las tres cuartas partes de la condena en diciembre del año pasado.

Dos de los internos, Idoia Mendizabal y Jon González, son pareja y tienen un hijo de tres años. Hasta ahora ambos estaban internos en la cárcel de Picassent, en Valencia, que cuenta con un módulo de madres.

Pero esa unidad va a ser cerrada en breve y se instalará en la nueva cárcel de Alicante, por lo que Mendizabal será trasladada a la cárcel madrileña de Aranjuez, que tiene módulo de madres y unidad de familia.

Y será así, según han indicado a Efe fuentes penitenciarias, porque el juez de Vigilancia Penitenciaria ha concedido el segundo grado al padre de su hijo, Jon González, que será trasladado también a Aranjuez para que la familia pueda seguir en contacto.

Mendizabal ingresó en prisión el 27 de mayo de 2010 y cumple una condena de 25 años por los delitos de pertenencia a banda armada, estragos, atentado, asesinato, incendio y depósito de armas y municiones. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en agosto de 2030.

Entre otras acciones, se le atribuye la participación en el atentado con bomba-lapa en 2002 contra el entonces dirigente de las Juventudes Socialistas Eduardo Madina, que le costó la amputación de una pierna.

Además, fue condenado por intentar matar en 2002 con un paquete-bomba a la entonces delegada de Antena 3 en el País Vasco María Luisa Guerrero, a quien le enviaron un paquete a su casa de Leioa (Bizkaia) que pudo ser desactivado.

La Junta de Tratamiento de la prisión valenciana ha propuesto mantener su clasificación en primer grado y su traslado a Aranjuez, con módulo de madres y único centro de la administración del Estado con módulo de familias.

Su pareja ingresó en prisión el 28 de septiembre de 2011 y cumple condena de 25 años por los delitos de colaboración con banda armada, estragos, asesinato, terrorismo, detención ilegal, robo y hurto de vehículos. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en diciembre de 2030.

Entre otras acciones, González fue condenado por tratar de matar con un artefacto explosivo adosado a un carrito de la compra en febrero de 2002, a la ex teniente de alcalde de Portugalete (Bizkaia), del PSE, Esther Cabezudo.

Por otra parte, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha resuelto además la clasificación en tercer grado de Urko Labeaga García, en la cárcel desde junio de 1998 para cumplir una condena de 25 años por los delitos de pertenencia a banda armada y estragos.

También ha cumplido ya las tres cuartas partes de la pena, en concreto en febrero de 2017.

Labeaga ha manifestado su rechazo a la violencia y lamentado el dolor causado y no tiene responsabilidad civil.

La Junta de Tratamiento de la prisión de Asturias, en la que se encuentra, propuso su progresión a tercer grado en la modalidad del artículo 82 del Reglamento Penitenciario, el más restrictivo, y su traslado al Centro de Inserción Social (CIS) de San Sebastián. 

Compartir
Update CMP