CREARÁN ZONAS DE ACTUACIÓN CONJUNTA DE 5 KILÓMETROS

Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León acuerdan trabajar juntos en incendios forestales

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acordado este viernes junto con sus homólogos de Castilla-La Mancha y Castilla y León, Emiliano García-Page y Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente, "una forma nueva de trabajar en la prevención y extinción de incendios forestales" en las zonas limítrofes de estas tres autonomías.

Son unos acuerdos "únicos" en España y, que, por primera vez, establecen Zonas de Actuación Conjunta de 5 kilómetros a cada lado de los límites territoriales, según ha explicado la presidenta madrileña y ha recogido el Gobierno regional en un comunicado.

Díaz Ayuso, Garcia-Page y Fernández Mañueco se han reunido en el Parque de Bomberos del municipio de San Martín de Valdeiglesias para rubricar un nuevo protocolo general de actuación en situaciones de emergencia, que incluye sendos acuerdos para la prevención y extinción de incendios forestales y para coordinación funcional de centros 112.

Además, la Comunidad de Madrid y Castilla y León ha firmado un tercer documento sobre la actuación en operaciones de emergencia en túneles.

García-Page ha recordado que los incendios no entienden de administraciones autonómicas y ha aprovechado para subrayar que desde que se puso en marcha el sistema de las autonomías hay de dos veces y media más de sistemas de prevención contra incendios que antes.

De su lado, Fernández Mañueco ha destacado durante su intervención que firmas como la de hoy es el tipo de noticias que tanto "necesita" España en estos momentos, "noticias que hablen de entendimiento para resolver problemas y ayudar a las personas".

Así, ha defendido que estos nuevos convenios van a permitir que la rapidez de respuesta, esencial en la gestión de emergencias y en la lucha contra los incendios, prime sobre las fronteras administrativas, mejorando los protocolos de activación de efectivos existentes y dando un paso más en la colaboración y ayuda mutua entre estas tres comunidades para ganar en eficacia.

Por su parte, Ayuso ha subrayado que estas regiones son un ejemplo de que tres comunidades "gobernadas por partidos políticos de distinto signo se pueden unir y se han de unir en lo importante", que es representar al país y a los ciudadanos en momentos adversos. A su parecer, "lo importante es salvar vidas y para eso no se entiende que para eso existan barreras administrativas".

"El Estado de las autonomías está más fuerte que nunca si sabemos trabajar para nuestros ciudadanos y no hacer reinos de taifas en cada comunidad. Si sabemos trabajar y entender el sentido de familia, de un mismo puzzle que es España, conseguiremos llevar los mejores servicios públicos a todos nuestros ciudadanos que no entienden ni de disputas ni de colores ni de chaquetas políticas", ha apuntado.

Zona de actuación conjunta

Así, tal y como ha detallado el Ejecutivo madrileño, con los protocolos firmados queda establecida una Zona de Actuación Conjunta ante Incendios Forestales (ZACIF), una franja de 5 kilómetros de terreno forestal a cada uno de los lados de la línea divisoria entre las regiones.

Con este acuerdo, bomberos de la Comunidad de Madrid podrán actuar en uno declarado en zona ZACIF aunque el fuego ocurra fuera en una provincia de Castilla y León o de Castilla-La Mancha sin que estas regiones soliciten expresamente esa intervención.

En caso de declaración de un incendio forestal en un punto de la ZACIF, se nombrará un Mando Único Responsable que, designado por el gobierno de la región en la que se haya originado el fuego, ejercerá la Dirección Técnica de Extinción y coordinará los efectivos enviados por cada comunidad.

Cuando, en su evolución, el siniestro afecte o pueda afectar al territorio de las dos o tres regiones, el Mando Único Responsable será nombrado de común acuerdo, teniendo en cuenta el sentido de propagación del fuego. Este Mando Único será el encargado de solicitar formalmente la intervención de medios de extinción estatales, si así lo aconsejara la evolución de las llamas.

Refuerzo de la coordinación de 112

En el protocolo de prevención y extinción de incendios forestales los gobiernos subrayan la necesidad de compartir información, tecnología y recursos al objeto de actuar con la mayor celeridad y aportando los medios de extinción disponibles en cada momento.

Los tres ejecutivos autonómicos se comprometen a activar los servicios necesarios para garantizar el seguimiento, activación, movilización y control de los recursos del operativo de lucha contra incendios.

Estará en contacto directo con la Central de Incendios de Castilla-La Mancha y el Centro Autonómico de Mando de Castilla y León para, conjuntamente, analizar cada emergencia y optimizar los efectivos asignados a cada servicio sirviéndose, además, de herramientas tecnológicas.

Así, en caso de iniciarse un incendio forestal en la ZACIF, la región que lo detecte alertará inmediatamente al Centro de Coordinación del otro territorio implicado y, de forma simultánea, activará los recursos que considere necesarios. El primer equipo que llegue informará sobre la ubicación y magnitud de la emergencia a su Centro de Coordinación, que contactará a continuación con el de la otra región afectada.

El protocolo establece que, en caso de que una región no dispusiera temporalmente de efectivos de extinción de un fuego en la ZACIF, deberá comunicarlo para que la Comunidad vecina inicie las labores de extinción del fuego. En caso de fuegos declarados en zonas fuera de la franja limítrofe, la solicitud de medios entre servicios de emergencias se formalizará a través de los Centros de Coordinación, enviándose preferiblemente medios aéreos para garantizar una intervención más rápida.

A la actualización de los procedimientos para la gestión de incendios forestales, se le suma también el refuerzo de la coordinación entre sus respectivos centros 112. Debido a la cercanía geográfica y a la orientación de las antenas de telefonía móvil, en ocasiones llamadas de emergencias producidas en un territorio son recibidas por el centro 112 de la región limítrofe.

Para la gestión de estas situaciones, los gobiernos autonómicos de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León establecen un régimen de coordinación y cooperación entre centros 112 que, además de facilitar la transferencia de estas llamadas, permite compartir toda la información de las emergencias.

Emergencias en túneles

En cuanto al protocolo firmado por la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León para actuar en emergencias en túneles ubicados en áreas limítrofes, el objetivo es extremar la eficacia en intervenciones en materia de protección y asistencia ciudadana que tengan lugar tanto en el interior como en el entorno de estas infraestructuras.

Para la gestión de estas emergencias se establece como canal de comunicación los respectivos centros 112 que, en todo momento, deberán intercambiar información en relación a los incidentes que puedan producirse. Se trata de una cuestión de especial relevancia, puesto que ambas regiones se ubican algunos de los túneles ferroviarios y de carretera (AVE y autopista AP6) más importantes de España por su magnitud y por el tráfico de personas y mercancías que soportan.

En caso de que se requiera de la activación de, al menos, un Plan Territorial de Protección Civil, el protocolo firmado hoy entre la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León establece la creación de un comité asesor, un Puesto de Mando Avanzado y un Comité de Dirección, todos ellos vinculados a un objetivo: garantizar la coordinación y la seguridad de las personas y bienes afectados por la emergencia en un túnel.

Compartir
Update CMP