FASE FINAL DE LA OBRA TRAS EL INCENDIO

El hospital de Hellín recuperará la normalidad en muy pocas semanas: "Está quedando francamente bien"

El hospital de Hellín (Albacete) va a poder volver a la normalidad "en muy pocas semanas" tras entrar en la fase final la obra acometida para solventar los "graves desperfectos" que sufrieron las instalaciones tras el incendio declarado el pasado mes de mayo en la zona de Urgencias del centro sanitario.

En rueda de prensa este miércoles, la portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, ha destacado que precisamente esta semana el Consejo de Gobierno ha tenido conocimiento de los 665.000 euros aprobados para acometer la última fase de la reforma integral.

Como ha recordado, el fuego provocó daños estructurales en las instalaciones del hospital, lo que motivó la urgencia del abordaje y las contrataciones de emergencia de toda la obra --cuatro de esos contratos fueron aprobados en septiembre--, propiciando que se hayan ido abriendo distintas zonas como las Urgencias el 22 de octubre, la tercera planta el 18 de noviembre y que ahora se pueda afrontar la fase final de la obra.

Al igual que en la segunda, la tercera plata y el ala A de la primera, en el ala B se está sustituyendo la climatización, las instalaciones eléctricas y actuando en la zona de personal afectada.

Una vez concluida la reforma integral, el hospital contará con 16 nuevas camas para cirugía con aseos químicos y toma de oxígeno, superándose las 150 camas en total, como ha detallado la portavoz regional, que ha apuntado que el hospital "está quedando francamente bien".

Contratos de emergencia para suministros

También en el ámbito sanitario ha avanzado la toma en consideración de 32 contratos de emergencia para adquirir distintos suministros, entre el 1 de septiembre y el 30 noviembre, por valor de 24,2 millones de euros.

En concreto, ese dinero se invirtió en adquirir material de protección, tecnología sanitaria como la sala de radiología para el hospital de Guadalajara, siete equipos portátiles radiológicos --cinco para el hospital Virgen de la Salud de Toledo, uno para el de Puertollano y uno para el de Guadalajara-- y 58 equipos desfibriladores.

Blanca Fernández ha añadido a esa lista la compra de tres millones de mascarillas FPP2, 1.220.000 placas reactivas de detección rápida de antígenos y 54.500 test rápidos e hisopos.

Esos 24,2 millones de euros se suman a la factura para luchar contra la pandemia en la Comunidad Autónoma, que era de 371 millones de euros a finales de noviembre, "la más alta de toda España en términos relativos y en relación al PIB" de la Comunidad Autónoma, ha destacado.

 

Compartir