16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGURIDAD Y DEFENSA

Así ha sido la participación de la ministra de Defensa en el Seminario Internacional celebrado en Toledo

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha hecho una llamada a la responsabilidad de los partidos para que las políticas de seguridad y defensa no entren en un "reparto de cromos" a la hora de conformar los gobiernos.

Robles ha clausurado este miércoles el XXXI Seminario Internacional de Seguridad y Defensa, con el título "OTAN. El vértigo de la retirada americana" que, organizado por la Asociación de Periodistas Europeos, se ha celebrado ayer y hoy en Toledo.

La ministra ha manifestado que en las negociaciones para formar gobierno tanto a nivel autonómico como estatal está observando que "se están priorizando los intereses puramente partidistas de colocaciones o de reparto de cromos", por lo que ha pedido responsabilidad porque hay materias, como las de seguridad y defensa, "que son políticas de Estado" y "no pueden ser objeto de confrontación política ni de reparto de cromos".

Robles, por otro lado, ha puesto de manifiesto el compromiso de España con la UE y con OTAN, esta última una organización que cumple 70 años y que ha dicho es necesaria aunque haya que hacer alguna modificación.

Ambas organizaciones, la Unión Europea y la OTAN, aunque con algunos roces, son "complementarias y necesarias para defender nuestros valores y nuestra seguridad", ha dicho, aunque ha precisado que obviamente esa complementariedad "no puede estar al albur de un solo país".

Ha reconocido, en ese sentido, que a veces las relaciones son difíciles, por ejemplo, con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump pidiendo más gasto en armamento y, en ese sentido, ha reconocido que España no va a llegar a ese 2 % del PIB en gasto armamentístico como tampoco lo harán otros países, pero sí que tiene un compromiso muy fuerte y serio con estas organizaciones.

Robles ha indicado que hay países que sí dedican el 2 % pero que en algunos casos lo hacen al incluir en ese gasto, por ejemplo, las pensiones del ejército o los salarios, pero España no va a hacer ese tipo de "trampa".

La ministra también ha dicho que España, además de actuar en las zonas de conflicto, también trabaja por la paz, lo que trasciende las operaciones concretas.

Asimismo, ha manifestado su apuesta por la industria de defensa, que permite unas fuerzas armadas preparadas, modernas y competitivas, y además crea I+D+i y, en ese sentido, ha mencionado que la semana que viene firmará con Francia y Alemania la venta del avión de combate que "va a permitir que la industria española siga teniendo una presencia importante en Europa".

COMPARTIR: