CRISIS SANITARIA

La Junta distribuye test rápidos y artículos de protección en Cuenca, Toledo y Albacete

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha realizado este jueves un nuevo reparto de test rápidos y artículos de protección para centros sanitarios y residencias de mayores en las provincias de Toledo, Cuenca y Albacete.

En concreto, en Cuenca se han llevado de un millar de test rápidos para la detección del coronavirus en el área de Salud de Cuenca, además de otros 14.000 artículos de protección para centros sanitarios y residencias de mayores.

Más de 12.800 mascarillas con distintos niveles de protección, 300 monos impermeables y más de 250 batas de aislamiento reutilizables, así como 400 pantallas faciales y gafas apantalladas y un centenar de delantales reutilizables con mangas, además medio centenar de unidades de solución hidroalcohólica de 5 litros y de 600 mililitros han llegado este jueves a los almacenes del Hospital Virgen de la Luz para su distribución en centros sanitarios y residencias del área sanitaria de Cuenca, según ha informado el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) en nota de prensa.

El material destinado por el Gobierno de Castilla-La Mancha al área sanitaria de Cuenca desde que comenzó la pandemia supera ya los 275.000 artículos de protección, a los que hay que añadir otros 4.000 test rápidos de detección del coronavirus que han llegado hasta el momento al área sanitaria de Cuenca.

Los test rápidos para la detección del coronavirus se utilizan en estos momentos en función del protocolo diseñado, según el cual su uso está indicado en aquellas personas que presentan síntomas, pues son quienes habrán desarrollado anticuerpos, y según los colectivos prioritarios, como son pacientes ingresados en hospitales pendientes de decisión de aislamiento, profesionales sanitarios, residentes y trabajadores de residencias de ancianos sospechosos, así como personal de servicios esenciales.

El test rápido, que se puede realizar mediante extracción venosa de suero o por punción capilar, permite analizar la presencia de anticuerpos que el cuerpo produce frente al virus, en el contexto de enfermedad actual o pasada. Precisamente por esta circunstancia, el positivo en el test es concluyente mientras que, si el resultado es negativo y la persona presenta síntomas, es necesario realizar la PCR para confirmar la negatividad.

Su utilización facilita y agiliza la detección de las personas afectadas por el COVID-19, permitiendo la adopción de decisiones más rápidas en cuanto a la contención de la transmisión comunitaria de la enfermedad.

El envío ha sido trasladado por el dispositivo extraordinario de Geacam, dependiente de la Consejería de Desarrollo Sostenible, hasta los almacenes del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca. Estos artículos de protección llegan tanto a través de las compras gestionadas por el propio Gobierno regional como procedentes del Ministerio de Sanidad y también de donaciones de empresas y particulares.

Toledo

Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha llevado a cabo la distribución de otros 2.700 test rápidos para la detección de Covid-19 y un total de 55.764 artículos de protección para los profesionales de los centros sanitarios y sociosanitarios de la provincia de Toledo.

Entre el material se encuentran un total de 51.380 mascarillas de distintos niveles de protección, 2.416 monos impermeables, batas impermeables reutilizables y delantales reutilizables con mangas, 1.300 pantallas y gafas apantalladas, a los que hay que sumar los 2.700 test rápidos y 672 unidades de solución hidroalcohólica.

Por centros, el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo ha recibido 21.500 mascarillas de distintos niveles de protección, 810 monos impermeables, batas de aislamiento impermeables y delantales reutilizables con mangas, 250 pantallas y gafas apantalladas, 64 unidades de solución hidroalcohólica y 1.000 test rápidos.

En la Gerencia de Atención Primaria de Toledo se han recibido 8.480 mascarillas de distintos niveles de protección, 452 monos impermeables, batas de aislamiento impermeable reutilizable y delantales reutilizables con mangas, 200 pantallas, 150 gafas apantalladas y 500 unidades de solución hidroalcohólica.

Por su parte, en el Hospital Nacional de Parapléjicos se han recibido 8.600 mascarillas de distintos niveles de protección, 452 monos impermeables y batas de aislamiento impermeables, 200 pantallas, 100 gafas apantalladas, 52 unidades de solución hidroalcohólica y 300 test rápidos.

Por su parte, en el Área Integrada de Talavera se han repartido 12.800 mascarillas de distintos niveles de protección, 652 monos impermeables, batas de aislamiento impermeables y delantales reutilizables con mangas, 200 pantallas, 200 gafas apantalladas, 1.000 test rápidos y 52 unidades de solución hidroalcohólica.

Asimismo, la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario, con sede en Toledo, ha recibido para su distribución entre los dispositivos móviles de emergencias de la comunidad autónoma un total de 5.480 mascarillas de distintos niveles de protección, 242 monos impermeables y de asilamiento impermeable, 150 pantallas, 200 gafas apantalladas, 78 unidades de solución hidroalcohólica y 400 test rápidos.
En total, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha llevado a cabo la distribución de un total de 1.468.769 de artículos de protección para los profesionales de todos los centros sanitarios y sociosanitarios de la provincia de Toledo en los once envíos que ha llevado hasta la actualidad.

Albacete

De su lado, el nuevo envío de material de protección a las Áreas de Atención Integrada de Albacete, Hellín, Almansa y Villarrobledo cuenta con cerca de 60.000 artículos y 1.900 test rápidos de diagnóstico de coronavirus.

En total, en la provincia de Albacete se han distribuido 47.300 mascarillas de distintos niveles de protección, principalmente quirúrgicas y FFP2. También se han recibido, 1.100 monos impermeables, 914 batas de aislamiento, 600 pantallas de protección, 600 gafas apantalladas, 2.000 calzas y 250 delantales reutilizables con mangas.

Asimismo, en este mismo envío se han vuelto a distribuir 1.900 test rápidos de detección de coronavirus y 220 botes de solución hidroalcohólica de 600 mililitros y 4 litros.

Por áreas, Albacete ha recibido 21.500 mascarillas, 500 monos impermeables, 210 batas de aislamiento impermeables reutilizables, 100 pantallas, 150 gafas apantalladas, 2.000 calzas, y 1.000 test rápidos.

Al Área de Atención Integrada de Hellín han llegado 8.600 mascarillas, 200 monos impermeables, 252 batas de aislamiento impermeables y reutilizables, 200 pantallas, 150 gafas apantalladas y 300 test rápidos.

El Área de Villarrobledo ha recibido 8.600 mascarillas, 200 monos impermeables, 252 batas de aislamiento impermeables y reutilizables, 200 pantallas, 150 gafas apantalladas y 300 test rápidos.

Finalmente, al Área de Almansa han llegado 8.600 mascarillas, 200 monos impermeables, 100 batas de aislamiento impermeables y reutilizables, 100 pantallas, 150 gafas apantalladas y 300 test rápidos.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, las áreas de atención integrada de la provincia de Albacete han recibido desde el almacén general del SESCAM cerca de un millón de artículos de protección, material que se suma a las compras realizadas por las propias gerencias así como a las donaciones que se han recibido.

Compartir
Update CMP