PÉSIMOS DATOS DE GUADALAJARA

Una provincia de Castilla-La Mancha, a la cabeza nacional de accidentes laborales mortales

Imagen de recurso Imagen de recurso

Guadalajara, con una tasa de incidencia de 3.903 accidentes por cada 100.000 personas, sigue siendo la provincia española con más accidentes laborales del país, y a nivel de Castilla-La Mancha, a pesar de los efectos de la pandemia para la actividad económica, el número de accidentes mortales en jornada se incrementó un 44 por ciento.

Así lo han manifestado este martes en rueda de prensa en Guadalajara la secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO, Raquel Payo; el secretario general de CCOO en la provincia de Guadalajara, José María Rey, y la responsable de Salud Laboral de Construcción y Servicios de CCOO en esta provincia, Fátima Pacheco, ha informado el sindicato en una nota.

En Castilla-La Mancha, en 2020 se registraron un total de 23.294 accidentes laborales, 64 accidentes cada día, que causaron la muerte de 52 personas (36 en 2019) y 226 resultaron heridas graves, y se la circunstancia de que, pese a la disminución de la actividad económica por el coronavirus, el número de accidentes mortales en jornada se incrementó un 44 por ciento, si bien disminuyó el número total de accidentes tanto en Guadalajara como en el conjunto de la región.

Así, en la provincia de Guadalajara, durante el año 2020 se registraron un total de 3.735 accidentes de trabajo, tres de ellos mortales (los mismos que en 2019) y, del total de accidentes, 3.457 fueron en jornada de trabajo y 278 in itinere.

A pesar de este descenso, Castilla-La Mancha se sitúa a la cabeza entre las comunidades autónomas con peores datos de siniestralidad, con una tasa de incidencia de 3.200 accidentes laborales por cada 100.000 personas trabajadoras, frente a la tasa media del país que es de 2.357, y Guadalajara, con una tasa de incidencia de 3.903 accidentes, sigue siendo la provincia con más accidentes del país.

La principal causa de accidente es el sobreesfuerzo, que concentra el 33,7 % de los accidentes en la región y, en el caso de Guadalajara, alcanza el 45,5 por ciento.

Por este motivo, este año el sindicato va a poner en marcha una campaña del asesoramiento y control de las evaluaciones de riesgos ergonómicos en las empresas de la provincia, así como una campaña específica de asesoramiento para que los representantes legales de los trabajadores sean motores de cambio en los centros de trabajo de Guadalajara.

“Los datos en relación a la siniestralidad laboral evidencian que la salud y la seguridad de las empresas no es buena", ha afirmado Payo, quien ha apostillado que estas cifras son el efecto de "unas inadecuadas condiciones de trabajo y una ineficiente gestión preventiva".

Y ha enfatizado que "no hay ningún sector de producción seguro y saludable, lo que indica que estamos ante un problema estructural”.

Igualmente se deben impulsar políticas públicas activas en materia de salud y seguridad en el trabajo, así como acometer cambios estructurales, entre ellos la derogación de unas reformas laborales que propiciaron la extensión de un sistema de relaciones laborales determinado por la precariedad, razón última de la siniestralidad, según Payo, para quien la temporalidad y la rotación están detrás de un elevado número de accidentes.

Tras muchos de estos accidentes laborales también hay una falta de formación y, a pesar de que las empresas están obligadas a formar a sus trabajadores y trabajadoras, "existe un importante déficit que CCOO cubre con la puesta en marcha un año más, y ya van ocho consecutivos, de cursos de salud laboral de nivel básico", ha remarcado la responsable regional de Salud Laboral del sindicato, que ha aportado el dato de que más de 600 personas se formaron en estos cursos el año pasado.

En el análisis de la siniestralidad laboral por sectores, el sector Servicios es, en números absolutos, el que más accidentes acumula, el 42 por ciento, mientras que la Construcción, con 6.218 accidentes por cada 100.000 personas trabajadoras, es el sector que tiene la tasa de incidencia más alta con diferencia con respecto al resto. 

Compartir