17 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

BAJADA GENERALIZADA

Preparen las chaquetas: temperaturas propias de marzo regresan este fin de semana

El tiempo veraniego y estable que ha marcado esta semana llegará a su fin desde este mismo jueves, cuando por el oeste de la Península comenzará a cambiar la situación meteorológica, ya que se espera la llegada de un frente que dejará chubascos, rachas fuertes de viento y un descenso de las temperaturas brusco, marcado y extraordinario, más propio de principios del mes de marzo, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, este jueves los termómetros descenderán de manera notable, entre 6 y 10 grados centígrados e incluso lo harán localmente de forma extraordinaria, es decir, más de 10 grados centígrados en el tercio oeste peninsular. En algunos sitios el descenso puede bajar más de 15ºC, según ha explicado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

Así, ha señalado que las temperaturas volverán a valores normales para la época del año e incluso quedarán por debajo de lo habitual para estas fechas en el tercio norte.

En cuanto a las precipitaciones, prevé que desde el jueves por la tarde afectarán a la mitad norte peninsular y, ocasionalmente, a otras zonas del área mediterránea y a Baleares.

Respecto al viernes, ha destacado que las precipitaciones llegarán a buena parte de la mitad norte, pero las más fuertes y persistentes se producirán en el nordeste: en el País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, La Rioja, noreste de Castilla y León y también, aunque menos se esperan precipitaciones no tan intensas en el sistema central y en el entorno del Sistema Ibérico.

En esta situación, provocada por la llegada de una borrasca procedente del noroeste del Atlántico, también volverá la nieve a cotas de 1.000 a 1.200 metros en la cordillera cantábrica y en el resto a partir de 1.400 o 1.500 metros.

El portavoz ha indicado que otro factor significativo que aportará un tiempo "desapacible" será el viento, que soplará fuerte en zonas de montaña y en los litorales, pero también incluso en el centro de la Península, como en Madrid, pueden producirse rachas de 70 kilómetros por hora. Se esperan rachas muy fuertes del oeste y del noroeste en el área cantábrica, zonas altas del interior, tercio este peninsular y Baleares.

"La sensación será desagradable. Este mes de mayo primero ha julieado y ahora marceará. Es un cambio brusco de tiempo, es decir, la primavera en estado puro", ha resumido de forma coloquial.

El viernes, el fuerte descenso térmico, en algunos puntos de hasta 16ºC, se extenderá observará también en el resto del interior de la Península y el sábado incluso llegará hasta el área mediterránea, aunque allí lo hará de forma menos intensa. "La bajada de las temperaturas donde no sea extraordinaria será notable", ha indicado.

De este modo, espera que las lluvias más fuertes y persistentes se darán en la cordillera cantábrica y en Pirineos el sábado y podrán caer en el norte y en el este de Castilla y León, en los sistemas Central e Ibérico y también se pueden formar algunas tormentas y chubascos que podrían afectar también a Levante y Baleares, pero serán chubascos tormentosos más dispersos.

Ese día, prevé que la cota de nieve seguirá baja, entre 1.200 y 1.400 metros y que las temperaturas no cambiarán demasiado, ya que bajarán en Levante y subirán en Cataluña y valle del Ebro, aunque "seguirá el ambiente fresco".

En definitiva, ha indicado que en el tercio norte las temperaturas estarán entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal el viernes y el sábado mientras en el centro y el sur serán "más o menos" normales para la época.

Respecto al domingo, ha añadido que seguirán las lluvias en el Cantábrico oriental, Navarra y Pirineos y, por la tarde puede haber chubascos tormentosos y dispersos en las comunidades mediterráneas, en Aragón, La Rioja y en el entorno del sistema Ibérico.

Durante ese día se acercará otro frente por el noroeste que al final del día afectará a Galicia. La cota de nieve aún seguirá baja, entre 1.200 y 1.500 metros de altura y las temperaturas bajarán en Canarias, pero comenzarán a ascender en el resto del país.

A partir del domingo 19 ve muy probable que las temperaturas comiencen a recuperarse, continuando las precipitaciones en el tercio norte peninsular y área mediterránea, al menos durante los primeros días de la próxima semana.

Del Campo ha indicado que el lunes el frente afectará a Galicia, Cantábrico occidental y noroeste de Castilla y León y podría extenderse al interior, pero las lluvias serán débiles y no alcanzarán a la vertiente mediterránea. "El lunes será un día menos frío y subirán las temperaturas", ha comentado.

Respecto al martes, el portavoz ha dicho que se esperan chubascos tormentosos en el Pirineo Catalán y lluvias en el extremo norte, pero en general, tenderá a estabilizarse la atmósfera y las temperaturas se irán recuperando y volverán los valores normales e incluso algo superiores y se llegará de nuevo a 30 grados centígrados en el sur.

En concreto, ha pronosticado que en Madrid, del viernes al domingo se esperan máximas de 19 o 20ºC y 10ºC de mínima; en Valladolid, entre 16 y 17ºC de máxima y mínimas de 8ºC el viernes y el sábado entre 3 y 5ºC. Además, en Soria, bajarán 16 grados de este jueves al viernes, ya que pasará de 29ºC hoy a 13ºC de máxima del viernes al domingo y la mínima será de 4ºC.

Por su parte, en Córdoba se esperan de 25 a 27ºC el fin de semana con mínimas de 10 a 12ºC; en Alicante, pasarán de 29ºC de máxima y 15ºC de mínima el viernes y el sábado y domingo recuperarán los 21ºC de máxima y 14ºC de mínima; en Orense se esperan 20ºC de máxima y 6ºC de mínima y en Albacete, entre 20 y 22ºC de máxima y mínimas de 10ºC; mientras, en Tarragona la máxima será de 21ºC y la mínima, de 11ºC.

COMPARTIR: