LO HA ASEGURADO MILAGROS TOLÓN

Los colegios de Toledo no abrirán esta semana salvo que la situación mejore

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha anunciado este lunes que las clases en todos los centros educativos de la ciudad serán telemáticas durante toda esta semana, ya que los efectos del temporal de nieve y frío siguen estando presentes en la ciudad.

La regidora ha dado a conocer esta circunstancia, a preguntas de los periodistas, en una rueda de prensa que ha ofrecido para dar cuenta de la evolución del dispositivo puesto en marcha para paliar las consecuencias del temporal.

Tolón ha recordado que la competencia en la reanudación de las clases presenciales es del Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha decidido que las clases se desarrollen de manera telemática durante toda esta semana.

En este sentido, la alcaldesa ha indicado que la Administración autonómica está enviando circulares a los directores de los centros educativos para informarles de esta decisión.

En lo que compete al Ayuntamiento, ha indicado, el mantenimiento y los servicios de luz y calefacción de los distintos edificios están "garantizados" salvo algunas excepciones que, según Tolón, se están arreglando. 

Según esta circular, a la que ha tenido acceso EL DIGITAL CLM, la Delegación de Educación en Toledo asegura que "al no habérsenos comunicado por parte del Ayuntamiento variación alguna a las citadas condiciones de seguridad en la ciudad de Toledo (...) debemos mantener durante esta semana la actividad lectiva en la modalidad no presencial en tanto no nos comuniquen la variación de las condiciones de seguridad para la reanudación de la actividad lectiva presencial."

10 millones de euros de daños

En otro orden de cosas, ha indicado que la primera tasación de daños arroja un cálculo de 10 millones de euros en toda en la ciudad.

Eso sí, se están todavía analizando con un dron los daños ocasionados, ya que al retirarse la nieve se detectan nuevos destrozos en algunas calzadas, por lo que la factura total podría ascender.

Más líneas de autobús

La alcaldesa ha defendido la gestión de su equipo que ahora "se centra en recuperar servicios públicos". Es el caso del servicio de autobús urbano, toda vez que las calles empiezan a ser más transitables.

Así, este martes se retoman importantes líneas en la ciudad, algunas con modificaciones. La línea 3 de Zocodover a Valparaíso se recupera eliminando la parada de Juan Correa de Vivar; la 41 desde Zocodover a Avenida de Irlanda no pasará por la calle Italia; y la línea 10 de Zocodover a Montesión será sin la subida a la parte alta del barrio y sin el paseo por la calle Airén.

La línea 93, especialmente habilitada para la situación de la última semana, reforzará con doble autobús el servicio de 7.30 a 9.30 y de 13.30 a 15.30 horas para atender el aumento de demanda a la salida y entrada de los centros de trabajo.

Agua y sal

En el abastecimiento de agua potable, siguen abiertos 17 puntos para aquellas zonas con más problemas, si bien hay algunas incidencias por congelaciones.

En la calle Alemania ha entrado un nuevo servicio alternativo para poder seguir atendiendo a los vecinos. En total, son más de 2.000 las incidencias resueltas en las tuberías de la ciudad.

También el alcantarillado se ha visto muy afectado, y ante la llegada de las lluvias del próximo miércoles se lleva días revisando alcantarillas y sumideros para trabajar de manera directa.

Se están revisando los cauces de ríos y arroyo --Salchicha, Zorreras o Valdelobos-- de cara a las inminentes lluvias, y se han analizado los puntos de desbordamiento de la red de alcantarillado.

Los tanques de tormenta, depósitos de seguridad para recoger agua, también están preparados y Tolón ya ha hablado con la Confederación Hidrográfica del Tajo para que haya un suministro de información continuo de cara a posibles crecidas del río.

También el reparto de sal continúa en la ciudad y ya se superan las 260 toneladas repartidas a vecinos y particulares. Se calcula que el uso de sal superará el millón de kilos, "una prueba más de la magnitud de este fenómeno".

Daños en patrimonio e incidencias

Tolón ha hecho balance de los daños detectados en el patrimonio de la ciudad. Ya se han estudiado San Pedro Mártir, San Clemente, Casa de Mesa y Facultad de Derecho, y este martes se pasará por San Marcos y San Ildefonso.

Ahora, la situación "es complicada por la doble capa de nieve", pero ya se está analizando para que los monumentos no sufran ningún daño.

Más de 3.200 llamadas a Policía Locales y 69 intervenciones con carácter urgente es el saldo de incidencias a nivel particular abordadas; a lo que hay que sumar 338 salidas de bomberos.

"Estoy segura de que hemos cometido errores, pero les puedo decir que tengan la seguridad de que toda esta experiencia nos va a servir entre todos", ha asegurado Tolón.

Ahora, una vez pasen las incidencias de la nieve, se centrarán "todos los esfuerzos para doblegar la curva de contagios de coronavirus" que está experimentando la ciudad, por lo que ha pedido a sus vecinos "mantener el compromiso demostrado en los primeros meses del confinamiento más duro".

Dos semanas de trabajo

Este mismo lunes se cumplen 14 días de la primera reunión para preparar el dispositivo contra la nieve y "todavía se están sufriendo las graves consecuencias de la borrasca y la posterior ola de frío".

Hace dos semanas "se pusieron en marcha el mayor número de dispositivos nunca habilitados por el Ayuntamiento", razón por la que ha dado las gracias a todos los operarios, administraciones públicas y "a todos los que de manera voluntaria han participado en poner en marcha a Toledo".

El contingente ha trabajado "sin descansar y sumando cada vez más fuerza", añadiendo maquinaria y pasando desde una batería de medidas preventivas y la puesta a punto del personal hasta el trabajo de campo una vez la nevada dejó pasó al hielo.

Desde el primer momento "los objetivos fueron claros", y pasaban por liberar accesos a hospitales, centros de salud y centros sociosanitarios, así como despejar las principales calles que unen los barrios.

Con ese punto superado, ahora se trabaja en "habilitar itinerarios seguros de comunicación, despejar plazas de aparcamiento, contenedores, abrir accesos a centros educativos, a farmacias y a comercios".

La emergencia se ha afrontado "a pleno rendimiento de recursos" con 15 máquinas, 40 operarios, Protección Civil, bomberos y Policía Local hasta superar el medio millón de efectivos para "abordar una situación histórica" que ha llevado a Toledo a registrar -13,4º grados para batir su récord de frío jamás registrado.

El Ejército lleva a Toledo "en el corazón"

Según ha dicho el coronel Carricondo, jefe del grupo táctico del Ejército de Tierra que ha colaborado en las tareas, han sido 340 componentes los que han prestado servicio en la retirada de nieve y limpieza de las calles, trabajos orientados al Casco Histórico de la ciudad, así como otros pueblos de la provincia.

En el caso de la capital, se ha trabajado "paso a paso" y a las órdenes de la Policía Local, con quien han mantenido una gran colaboración que ha permitido "lograr el éxito en esta misión".

"Para nosotros estar aquí es una satisfacción y un privilegio. Me gustaría agradecer públicamente las muestras de cariño que mis soldados han recibido día tras día por parte de la población. Nos llevamos en nuestros corazones a toda la gente de Toledo", ha dicho el coronel. "El pueblo de Toledo nos necesitaba y aquí estamos. El pueblo cuenta con nosotros para lo que necesiten".

BRIF

El coordinador de la BRIF de La Iglesuela que ha trabajo en la ciudad, Eduardo Yebra, ha repasado las actuaciones llevadas a cabo por su contingente, como unir estaciones y juzgados, limpiar centros sanitarios, hospital Virgen de la Salud, guarderías o aparcamientos.

El trabajo seguirá prestándose en la ciudad aunque sea la primera vez que una BRIF trabaja en estas tareas. "Estamos encantados de ayudar a la ciudad de Toledo en todo lo que haga falta", ha apuntado.

Por último, el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Merchán, ha dado cuenta del trabajo de operarios de Geacam, donde "han demostrado una vez más su gran capacidad de adaptación, sacrificio y gran trabajo".

Así, han sido más de mil intervenciones, 250 de ellas sólo en la capital toledana, donde además los trabajadores "han tenido un gran apoyo y agradecimiento infinito".

"Hemos podido llevar a sus casas a enfermeras tras llevar varios turnos seguidos; ayudar en el acceso a centros educativos y sanitarios; y a trabajar en dependencias oficiales. Y los toledanos han sido parte fundamental de que la vía pública pueda ser ya transitable", ha afirmado.

Compartir