SANIDAD NO ACEPTA EL AVANCE GLOBAL, COMO PRETENDÍA LA JUNTA

Solo Cuenca y Guadalajara pasarán a fase 1 el próximo lunes: Toledo, Albacete y Ciudad Real tendrán que esperar

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, el pasado sábado en las Cortes regionales (Foto: JCCM) Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, el pasado sábado en las Cortes regionales (Foto: JCCM)

El Ministerio de Sanidad ha autorizado este viernes que el próximo lunes 11 de mayo pasen a la fase 1 de la desescalada, únicamente, las provincias castellano-manchegas de Cuenca y Guadalajara. Sin embargo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha dado el visto bueno al avance de las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo, que seguirán en la fase 0 y tendrán que esperar al menos una semana más para saltar a la siguiente etapa.

El Gobierno de Castilla-La Mancha había defendido durante los últimos días que toda la Región se encontraba en disposición de pasar a la fase 1, en base a las condiciones establecidas por el Ministerio de Sanidad, según criterios epidemiológicos y de capacidad asistencial, pero la Junta ha afirmado que este viernes se han introducido "elementos nuevos" que han frustrado parcialmente los planes de Emiliano García-Page y su equipo.

La postura del Ministerio, aseguran desde el Ejecutivo castellano-manchego, ha sido finalmente la de optar por una decisión más conservadora en las provincias más pobladas, si bien reconocen que, con toda seguridad, el lunes 18 de mayo Albacete, Ciudad Real y Toledo podrán superar la fase 0 y ponerse al nivel de Cuenca y Guadalajara.

Según los últimos datos de la evolución de la epidemia conocidos este viernes, Ciudad Real acumula 8.119 casos positivos por COVID-19, Toledo 5.135, Albacete 4.799, Cuenca 2.733 y Guadalajara 2.122. Además, las provincias conquense y guadalajareña también son que menos víctimas mortales y hospitalizados tienen de Castilla-La Mancha, que es la comunidad en la que mayor mortalidad en relación al número de habitantes ha provocado la pandemia.

El Gobierno autonómico dice aceptar la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez pero aclara que no ha estado vinculada ni a la disponibilidad de camas UCI, ni a la evolución de los datos ni a la falta de material, tal y como se había declarado días atrás. Desde la Junta, sin embargo, recalcan que se acata la decisión y que no se cuestiona "la unidad de acción" del Gobierno de España a la hora de gestionar la salida del confinamiento.

Habrá que esperar para conocer si este cambio de criterios inesperado por parte del Ministerio de Sanidad, que ha pillado con el pie cambiado el Gobierno de Castilla-La Mancha, levanta polvareda política. Este mismo viernes por la mañana, pocas horas antes de conocerse la decisión definitiva, el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, había defendido desde Talavera de la Reina que creían "cumplir con todas las condiciones" que planteaba el Ejecutivo central para pasar a la fase 1 de manera conjunta en toda la Región el próximo lunes 11 de mayo.

"Tenemos los planes de contingencia preparados y actualizados y previstos los itinerarios COVID en nuestro sistema hospitalario. Castilla-La Mancha ha demostrado músculo", había afirmado García-Page, aunque también avanzó que desde su Gobierno se iba a respetar "cualquier planteamiento del Ministerio de Sanidad".

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en una rueda de prensa telemática ofrecida desde el toledano Palacio de Fuensalida para valorar la decisión del Ministerio, ha dicho que el Gobierno autonómico está "moderadamente satisfecho" con la misma y no ha entrado en confrontaciones, asegurando que la resolución ha sido "compartida y negociada".

Fernández Sanz ha explicado que si las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo no avanzan hasta la fase 1 por el momento, algo que espera que ocurra el próximo lunes 18 de mayo, no es por una falta de capacidad asistencial en los hospitales ("no había problema en UCIS, en camas ni en productos de farmacia", ha asegurado) sino porque "el Ministerio nos ha hecho incorporar datos epidemiológicos de más atrás en el tiempo y eso es lo que ha hecho pensar en el conservadurismo".

El consejero ha indicado también, a respuestas de los periodistas, que la complicada situación epidemiológica de de Madrid, comunidad vecina a la castellano-manchega y principal foco del COVID-19 en España, "ha influido, sin duda, en las decisiones que se han tomado sobre Castilla-La Mancha".

Lo que se puede hacer en la fase 1

Pasar a la fase 1 supone poder ver a los seres queridos, tener la posibilidad de asistir a entierros y velatorios, comprar sin cita previa, sentarse en una terraza o ir a la iglesia. En esta información hemos publicado una serie de preguntas y respuestas sobre las actividades permitidas en la fase 1 según el Plan de Transición hacia la nueva normalidad del Ejecutivo, fase a la que el próximo lunes 11 pasarán las provincias de Cuenca y Guadalajara pero no las de Albacete, Ciudad Real y Toledo.

Compartir
Update CMP