ANUNCIO DE LA CONSEJERA AURELIA SÁNCHEZ

Castilla-La Mancha aprueba el nuevo decreto de la dependencia, con más dinero, menos trámites y prioridad para los niños

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, este martes en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas
Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, este martes en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas

El Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades ha aprobado este martes el decreto de procedimiento de la dependencia en Castilla-La Mancha, que simplifica y agiliza la tramitación, la reduce de seis a tres meses en el caso de niños menores de seis años y amplía su contenido respecto al que sustituye, que es del año 2013.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha informado hoy en rueda de prensa de este acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha que da "seguridad jurídica" a las personas en situación de dependencia y a sus familias y cuyas mejoras corren por cuenta del Ejecutivo autonómico.

Según los datos aportados por la consejera, las mejoras que incluye el decreto del procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia supondrán un incremento anual de 2,8 millones de euros respecto al presupuesto de la dependencia, que en 2018 ha ascendido a 420 millones de euros.

Respecto a la simplificación de trámites, cuando el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno entre en vigor los solicitantes deberán adjuntar únicamente la solicitud y el informe médico, ya que el equipo interdisciplinar comprobará otros datos económicos, de renta, patrimonio o el informe social.

El nuevo decreto prioriza los supuestos de extraordinaria y urgente necesidad y las situaciones de vulnerabilidad, y como novedad incluye un procedimiento especifico para valorar a los menores de seis años, de modo que su tramitación se reducirá de los seis meses que marca la ley a tres meses.

Además, estos niños tendrán a un profesional de referencia durante todo el proceso, según la consejera quien ha señalado que otras comunidades autónomas circunscriben la reducción del plazo de tramitación a los niños menores de tres años, y Castilla-La Mancha lo extiende hasta los seis.

El decreto amplía su contenido respecto al de 2013 de modo que será compatible la prestación por cuidado en el entorno familiar con la asistencia a un centro de día y mejorarán las prestaciones vinculadas a personas mayores con grado de dependencia 2 que estén en lista de espera de plaza residencial.

El decreto en su conjunto entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, pero las dos ayudas relativas a la compatibilidad del centro de día con la prestación económica y al incremento de la cuantía para los mayores con grado 2 que estén esperando residencia entrará en vigor a los seis meses, en torno al mes de agosto.

Otra mejora del decreto es que elimina los plazos mínimos para la revisión, con lo que cualquier persona que tenga una modificación de su situación de salud podrá solicitar una revisión siempre que acredite un empeoramiento o mejoría de su situación de salud o de su situación social.

La consejera ha explicado que Castilla-La Mancha tiene un nivel de cobertura de la dependencia del 90 por ciento y ha apuntado que en el mapa nacional ha pasado del número 17 al 3 durante esta legislatura, y ha subrayado que el decreto aprobado hoy es un compromiso del presidente autonómico, Emiliano García-Page.

En Castilla-La Mancha se ha atendido durante 2018 a 33.000 personas en el sistema de la dependencia y se han gestionado 65.000 expedientes.

COMPARTIR: