CON UNA INVERSIÓN SUPERIOR A 80.000 EUROS

El Ayuntamiento de Toledo incorpora 55 nuevos ordenadores a los centros de mayores, bibliotecas y centros cívicos

Las aulas de informática que el Ayuntamiento de Toledo gestiona para uso ciudadano en diferentes instalaciones municipales han incorporado de manera reciente nuevo equipos con una inversión superior a los 80.000 euros. Estos 55 nuevos ordenadores se encuentran ya en los centros de mayores, bibliotecas y centros cívicos de la ciudad.

Los nuevos equipos informáticos para uso de internet y herramientas de ofimática incorporan un sistema de seguridad y protección para el usuario. Los equipos cuentan con procesador Intel Core i5, que ofrece una velocidad de procesamiento media de unos 3.5 GHz y un caché de unos 8 Mb. Además, cada equipo está asociado a un monitor de 24 pulgadas.

Estos 55 ordenadores se han instalado en la Biblioteca de Santa María de Benquerencia, en la Biblioteca de Azucaica, en la Biblioteca de Santa Bárbara y en la Biblioteca de Buenavista, así como en los centros de mayores del Polígono, de Santa Bárbara y de San Antón.

También se han instalado nuevos equipos en las aulas de informática y acceso a internet del Polígono y de Santa Bárbara. Gracias a estos ordenadores, los toledanos y toledanas, y en definitiva, los usuarios de las instalaciones públicas, mejorarán su experiencia informática con equipos actualizados y avanzados.

Gracias a esta inversión en tecnología, el Ayuntamiento ha informado que "contribuye a que los usuarios de estos centros de Internet e informática tengan acceso a herramientas como el correo electrónico y otros recursos que les permiten estar informados y actualizados y formar parte de una sociedad en constante evolución tecnológica". "Y es que a través de estas herramientas, se facilita el acceso a la cultura, a la formación y al uso de las Tecnologías de la información y la comunicación (Tics)", ha añadido el Consistorio.

Asimismo, el Ayuntamiento detalla que "el acceso al ciberespacio aumenta en los usuarios la posibilidad de interactuar y potenciar su autonomía personal y social, además de fomentar las relaciones intergeneracionales, pues el adulto mayor descubre intereses comunes con sus familiares más jóvenes".

COMPARTIR: