23 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CONGRESO INTERNACIONAL

Quintanilla, satisfecha por llevar la voz de la mujer rural a los organismos internacionales con Afammer

La presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), Carmen Quintanilla, se ha congratulado del éxito del II Congreso Internacional 'La Voz de las Mujeres Rurales en el Mundo. Avanzamos por la igualdad-Agenda 2030' haya servido para recoger la voz de más de 800 mujeres de todo el mundo --además de importantes líderes mundiales-- que la organización que preside trasladará a los organismos internacionales.

En una entrevista concedida a Europa Press, Quintanilla ha destacado cómo este congreso celebrado hace unos días en Madrid ha servido ya para poner en la agenda política del mundo que las mujeres rurales están apostando de forma definitiva por el cumplimiento de la Agenda 2030, aprobada en septiembre de 2015 en una asamblea de Naciones Unidas en París, y para la que se pidió el trabajo no sólo de las organizaciones gubernamentales para avanzar en su cumplimiento sino también a la sociedad civil.

"Y nosotros hacemos un llamamiento al mundo a través de esas conclusiones con las que pretendemos para que la voz de las mujeres rurales se oiga y se cumpla esa agenda 2030 con el objetivo de que en esa fecha hayamos alcanzado la igualdad real de oportunidades y logremos una legislación acorde con la Carta de los Derechos Humanos en aquellos lugares en los que se vulneran de forma especial con las mujeres.", apunta Quintanilla.

Derechos de las mujeres

Entre las cuestiones que se han abordado, la presidenta nacional de AFAMMER ha destacado la importancia que se han concedido dentro de las mesas paneles --en las que han participado responsables mundiales de países como como Alemania, Chile, Níger, España, EEUU, Polonia, Rumanía-- a la realidad que supone la violencia contra las mujeres hoy en el mundo.

En este sentido, Quintanilla ha resaltado que los gobiernos se tienen que implicar en erradicar todo tipo de violencia de las mujeres porque, ha reflexionado, aún hay muchos países en los que se consienten los matrimonios forzosos, la mutilación genital femenina o la trata de mujeres con fines de explotación sexual.

"La violencia contra las mujeres menoscaba la democracia, la libertad y la igualdad real. Por eso, en este congreso hemos hecho un llamamiento a la necesidad de eliminar las barreras invisibles e injustas que todavía sufren las mujeres y, entre ella, el acceso a la justicia", ha subrayado.

"Asimismo, y en el capítulo de seguridad alimentaria se ha puesto de manifiesto que, pesa que son las mujeres rurales los que alimentan el mundo porque producen el 60% de los alimentos, su discriminación impide que tengan acceso al crédito, a la propiedad de las tierras --solo un 1% la tiene--, ni a los fitosanitarios... Hay que dar a las mujeres las herramientas y así se logrará aumentar el PIB mundial hasta 125 millones de dolares en 2025".

Trasladando este tema a la sociedad española, Carmen Quintanilla ha reivindicado la necesidad de que se impulse la ley de titularidad compartida porque, además, es necesario un relevo general "que llegará de la mano de la mujer", y que se rompa el techo de cristal de las mujeres rurales ya que sigue habiendo mayoría de hombres en las cooperativas, asociaciones agrarias.

También ha puesto en valor su deseo de que se haga todo lo posible porque la nueva línea transversal por la igualdad de la PAC sirva para poner de manifiesto lo masculinizadas que están las explotaciones agrarias, por lo que es necesario ese relevo generacional a través de la mujer, un pilar fundamental", subraya la presidenta nacional de Afammer.

"En definitiva, ha sido un congreso muy fructÍfero en el que se ha hablado sobre temas que afectan a las mujeres rurales de todo el mundo y se ha institucionalizado la importancia que tienen en materia de igualdad y desarrollo sostenible", al tiempo que recuerda que entre esos temas también han figurado la necesidad de promover un crecimiento económico, sostenido, inclusivo y sostenible; el liderazgo de las mujeres y niñas del mundo rural; o la importancia de garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad para conseguir una sociedad sin violencia contra las mujeres.

Finalmente, Quintanilla ha destacado el compromiso que ha demostrado la reina Letizia con las mujeres rurales al presidir la lectura de las conclusiones del congreso, "su presencia es un respaldo inequívoco que hace que nuestra voz sea más fuerte en el contexto internacional".

COMPARTIR: