CCOO

Piden explicaciones a la consejería por el despido de dos taquilleras en el Centro de Arte Roberto Polo de Toledo

Colección Roberto Polo. Foto: Óscar Huertas Colección Roberto Polo. Foto: Óscar Huertas

El sindicato Comisiones Obreras ha denunciado los despidos "irregulares" de las dos taquilleras subcontratadas por la Fundación Roberto Polo en su Centro de Arte de Toledo, y ha pedido explicaciones y responsabilidades por estos despidos a la consejera de Educación, Cultura y Deportes y presidenta del patronato de la Fundación, Rosa Ana Rodríguez.

En nota de prensa, el sindicato ha explicado que las dos mujeres acudieron el pasado miércoles a su trabajo y se encontraron con que había sido sustituidas por otras dos personas, ambas con discapacidad. "Ellas no pudieron acceder a su puesto de trabajo, aunque de momento ni siquiera tienen carta de despido", señala.

Estas dos taquilleras prestaban servicio en el Centro de Arte de la Fundación Roberto Polo a través de la empresa Fegamas, que tenía la contrata. Ahora, la Fundación se la ha adjudicado a Magéntica Social, un Centro Especial de Empleo que se niega a subrogarse a las dos mujeres que venían haciendo ese trabajo hasta ahora, apunta el sindicato.

"Aquí hay una evidente sucesión de empresas del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, que establece que, en el caso de cambio de contrata, la nueva empresa queda automáticamente subrogada los contratos y los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social de la anterior", denuncia Carlos García Montoya, secretario de Negociación Colectiva de CCOO-Construcción y Servicios.

Asimismo, ha afirmado que "el hecho de que la nueva empresa adjudicataria sea un centro especial de empleo tiene, para ella, lucrativos efectos; al beneficiarse de exenciones en las cotizaciones de sus trabajadoras/es a la Seguridad Social. Pero no la exime de cumplir el Estatuto de los Trabajadores dejando en la calle a otras dos trabajadoras cuyos contratos está obligada a subrogarse".

"Tampoco entendemos, ni nos parece admisible, que la Fundación Roberto Polo, que se sufraga con fondos públicos de la Junta y cuyo Patronato preside la consejera de Educación y Cultura, se desentienda del cumplimiento del Acuerdo de Estabilidad en las Contratas suscrito por el Gobierno de Castilla-La Mancha con los sindicatos CCOO y UGT. Exigimos explicaciones y responsabilidades a la consejera", añade Montoya.

Compartir