DRAMÁTICA SITUACIÓN

Las imágenes del Júcar en la Serranía de Cuenca con las que dan ganas de llorar

José Andrés Rodríguez Garcés nos remite varias fotografías de la situación dramática que padece el río Júcar en la Serranía de Cuenca a causa de la sequía y del aprovechamiento de sus aguas para la generación de energía eléctrica.

Por su interés, reproducimos íntegro el texto descriptivo que acompaña a las imágenes: 

"La principal arteria que nutre el vanagloriado Parque Natural de la Serranía de Cuenca, el río Júcar, se encuentra en un estado crítico a la altura de los cortados de Villalba, como se puede observar en la documentación gráfica adjunta, donde se aprecia el ínfimo caudal que corre en el indicado tramo. 

El tramo afectado se encuentra aguas arriba del manantial de Royofrío, que alimenta de agua a la capital conquense y al pueblo de Villaba de la Sierra, aparte de la gran seguía que estamos sufriendo, la causa de esta lamentable situación, es la derivación del caudal del río Júcar para el aprovechamiento hidroeléctrico. 

La construcción del canal de derivación primero y la presa de la Toba después data de principios de siglo, las obras empezaron sobre 1920/22 y terminaron en 1936. 

Tanto el canal, como la presa, las modificaciones de la laguna de Uña  y el salto de Villalba fueron realizadas con el único fin del aprovechamiento hidroeléctrico, el cual se lleva a cabo canalizando el agua del Júcar, el Arrollo del Rincón en Uña, y al menos tres arroyos mas que vierten al pantano de la Toba, hasta el salto de Villalba, unos 30 kilómetros, para mover unas turbinas que producen unos 5 kilovatios, en la presa también se turbina pero se genera una cantidad eléctrica insignificante. 

En la actualidad este aprovechamiento esta en manos de Unión Fenosa-Gas Natural. 

Para hablar de datos tangibles, todos estos aportes fluviales suponen unos 1.200  litros por segundo,  650 del Júcar, 300 Arroyo del Rincón y el resto aportados por los arroyos anteriormente mencionados, estas aguas son derivadas por el canal, y cuando las fuentes que mantienen el tramo con algo de agua menguan nos encontramos con esta desgraciada situación, que supone la desaparición de todas los peces, vegetación e invertebrados acuáticos, y el perjuicio para la fauna ligada a este medio como son: nutrias, mirlos acuáticos, martín pescador,…., en resumen: el impacto medioambiental es brutal, máxime cuando una gran parte se encuentra en una zona poco accesible donde su flora y fauna permanece inalterada, además de producirse dentro de un espacio especialmente protegido. 

La indicada situación no es la primera vez que sucede. En 2009,  por no haber tomado medidas, en este mismo tramo el río se quedó completamente seco. 

Intentar difundir esta circunstancia a ver sí se logra revertir esta situación para no tener que lamentarnos cuando quede seco del todo".

Compartir
Update CMP