EL GOBIERNO REGIONAL NO DESCARTA QUE HAYA QUE CONFINAR LA LOCALIDAD

Decretan el cierre de los bares en Villamalea, el pueblo de Albacete donde han detectado dos brotes

La Delegación Provincial de Sanidad en Albacete ha publicado un decreto en el que ordena el cierre de los bares de Villamalea, en esta provincia, y la interrupción de su actividad religiosa, entre otras tareas, por los dos brotes de COVID-19 que siguen activos y que suman ya 29 casos positivos.

Así lo ha dado a conocer el Ayuntamiento en un extenso comunicado en sus redes sociales, donde ha difundido la resolución de Sanidad, que indica que un brote está relacionado con una despedida de soltero que se celebró en Altea (Alicante) y que tiene 11 contagios confirmados con PCR.

El otro, que se trató de un brote de origen familiar en un principio, afecta también a una empresa de champiñón, en la que trabajan los afectados -de índole familiar- y, además, ha llegado a un trabajador de restauración en la localidad, y en este caso, son 17 los casos confirmados de contagio por coronavirus.

Sanidad ha detallado que en los próximos días seguirán realizando PCR y ha advertido que no descarta el confinamiento de la localidad si la situación no mejora.

De momento, ha decretado el cierre del centro sociocultural, casinos y bares del municipio, así como la suspensión de la actividad religiosa, y tampoco se permitirán las visitas y salidas en centros de mayores y se suprimen actividades colectivas de ocio o espectáculos deportivos con asistencia de público.

En los velatorios habrá un máximo de 10 personas y no se podrán celebrar ni bodas ni bautizos u otros eventos sociales.

En los comercios, se permitirá un máximo de dos personas a la vez en su interior. 

Guijarro confirma que han pedido autorización judicial

De esta manera, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha solicitado al juez autorización para cerrar todos los locales de hostelería, restauración y de ocio de la localidad albaceteña, de tal manera que solo puedan permanecer abiertos los locales de suministro de alimentación.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, quien ha apuntado que la Junta está a la espera de la respuesta de las autoridades judiciales.

"Antes de llegar al confinamiento de ese municipio, que sería el paso siguiente, creemos que podemos intentar controlar la situación con este tipo de medidas que imponen nuevas restricciones", ha manifestado el vicepresidente.

No obstante, ha asegurado que si las medidas adoptadas no fueran suficientes habría que dar el siguiente paso, que sería el confinamiento de la localidad. También ha aseverado que se ha puesto en marcha un programa de vigilancia exclusiva para los centros residenciales que hay en esa localidad.

Compartir
Update CMP