ESTA SEMANA PRESENTARÁ SU DIMISIÓN COMO DIPUTADO PROVINCIAL Y CONCEJAL

Antonio Lucas-Torres abandona la política tras 25 años de servicio al PP y a CLM

Antonio Lucas-Torres deja la política Antonio Lucas-Torres deja la política

Antonio Lucas-Torres, exalcalde de Campo de Criptana, abandona este mes de septiembre la política activa para incorporarse a la empresa privada.

En unos días, quizá en horas, presentará su dimisión como diputado provincial y como concejal del ayuntamiento de Criptana, donde gobernó como alcalde la pasada legislatura. Lucas-Torres lo ha sido casi todo en la política provincial y regional.

Comenzó su carrera política hace 25 años como presidente de la agrupación local de Nuevas Generaciones en Criptana. Desde entonces ha pasado por numerosos cargos orgánicos en el partido e institucionales. Pese a su juventud, se puede decir que es un histórico del PP de Castilla-La Mancha y ha sido testigo y actor de los principales acontecimientos del partido de las últimas décadas, que no han sido pocos. Tras ser elegido presidente provincial de NNGG de Ciudad Real pasó a la ejecutiva nacional de la organización juvenil de la mano de Mari Carmen Fúnez, con la que mantenía un fuerte compromiso político.

Antonio Lucas-Torres fue concejal por primera vez en 1999 con el PP en la oposición. Cuatro años más tarde ganarían la alcaldía con Santiago Lucas-Torres al frente y empezó a tener responsabilidades de gestión local. Ahí empezó a forjarse el político moderado y dialogante que ha caracterizado su andadura posterior hasta llegar a la actualidad.

Visita de Rajoy y Cospedal a la empresa Cofan, del grupo Cojali, en Campo de Criptana en 2015 


Una de sus mayores responsabilidades internas en el PP la ha desarrollado como secretario provincial del partido en Ciudad Real, puesto en el que permaneció durante 11 años. Nadie había estado tanto tiempo en este cargo ni lo había ejercido con tres presidentes distintos: Carlos Cotillas, Rosa Romero y Paco Cañizares.

Ha sido diputado provincial durante tres legislaturas y diputado regional durante dos. Fue delegado de la Junta en Ciudad Real durante el mandato en Castilla-La de María Dolores de Cospedal, de la que fue persona de confianza en la provincia durante largo tiempo. En la alcaldía de Campo de Criptana estuvo otros cuatro años, en los que desarrolló una ingente cantidad de iniciativas, como la construcción de dos carreteras, la Escuela de Catadores o la creación del servicio de Guardia Rural nocturna. Ha sido el único alcalde de Castilla-La Mancha que ha logrado reunir a todos los presidentes del Gobierno de Castilla-La Mancha en un mismo acto.

Como delegado provincial de la Junta destacó su proverbial capacidad para buscar y lograr fondos europeos, un tema en el que se ha especializado y que ha sabido rentabilizar en todas sus facetas políticas en pro de su pueblo, la provincia y la Comunidad. 

En las Cortes dio voz al sector agrícola y en todas las instituciones en las que ha prestado sus servicios ha procurado mantener su carácter abierto, moderado y dialogante. Son conocidas sus buenas relaciones con José Manuel Caballero (PSOE), al que considera el mejor presidente de Diputación de España en estos momentos, y con la exministra Magdalena Valerio logró firmar importantes acuerdos para la Comunidad cuando ésta era consejera de Turismo y Artesanía en la región y él portavoz del PP en las Cortes en esta materia. También se conoce su exquisita relación con la Universidad de Castilla-La Mancha.

Ya tiene todo a punto para presentar la dimisión como portavoz de Economía y Hacienda del Grupo Popular en la Diputación de Ciudad Real y como concejal en Campo de Criptana. A la hora de marcharse y dejar la primera línea política no se va dando el portazo, como han hecho otros muchos, sino "dando las gracias a mucha gente". Su abandono no significa que deje la militancia en el PP. Todo lo contrario: "Este será siempre mi partido". Y con eso está todo dicho. 

Compartir