PIDEN LA DIMISIÓN DEL CONSEJERO Y AMENAZAN CON UNA HUELGA SI NO HAY CONVENIO

Cientos de trabajadores de las ambulancias cortan al tráfico la Avenida de Francia en Toledo

Cientos de trabajadores del transporte sanitario, procedentes de todas las provincias de la región, se han manifestado este miércoles ante la sede de la Consejería de Sanidad en Toledo para reclamar la aplicación del nuevo convenio colectivo que ha de regir a los cerca de 1.600 empleados que aglutina el sector en la región. En caso contrario, amenazan con ir a la huelga indefinida.

CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios en el sector, acordaron con las empresas adjudicatarias del servicio ese nuevo convenio, que ahora las patronales se niegan a registrar oficialmente y a aplicar a sus plantillas hasta que el Sescam no consigne los fondos necesarios para cubrir los contenidos económicos pactados, han vuelto a denunciar los sindicatos.

En la concentración, que ha conllevado el corte de los cuatro carriles de la Avenida de Francia por espacio de una media hora, y ha finalizado a las mismas puertas de la Consejería, entre un sonido atronador, por las numerosas tracas, petardos, vuvuzelas y silbatos, se ha exigido a la Administración pública la actualización del convenio y que el servicio pase a ser "público 100 %". Además, se ha pedido insistentemente la dimisión del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz.

Pancartas con epígrafes como 'Transporte sanitario de gestión publica 100 %' o 'Por el empleo en el transporte sanitario. No a los despidos, no a la precariedad', entre otros, se han podido leer durante una concentración, la tercera de las convocadas por CCOO y UGT, que tendrá continuidad con paros parciales y completos durante la próxima semana.

"Vamos a colapsar los hospitales si las ambulancias no recogen a los pacientes. Que no crean que somos trabajadores de segunda clase. Somos tan necesarios como los intensivistas y los anestesistas para que el hospital funcione correctamente", ha avisado el responsable regional de Ambulancias de UGT, Serafín García.

"Nos están engañando por todas las partes. Queremos un convenio que regule el sector y que entre otras cosas devuelva el 26 por ciento del salario que los trabajadores perdieron hace 10 años", ha reclamado el responsable de UGT, que ha avisado de que no van a desistir en sus reivindicaciones que persiguen mejorar el servicio. "No vamos a permitir que se carguen el transporte sanitario por sus incongruencias, vejaciones y dejaciones", ha alertado.

En términos parecidos se ha pronunciado la secretaria de Acción Sindical y Formación Sindical de CCOO Castilla-La Mancha, Carolina Vidal, que en declaraciones a los medios ha denunciado la "irresponsabilidad" de las patronales por tener a los trabajadores sin una "justa" subida salarial desde 2013. De ahí, que haya incidido en la urgencia de aplicar dicho nuevo convenio colectivo que mejora sus salarios, "tantos años paralizados".

Vidal ha precisado que este tipo de transporte forma parte de los servicios sanitarios y por ello el Gobierno regional "no puede hacer oídos sordos a estas reivindicaciones". "Las huelgas no van a paralizarse hasta que se dé solución a estos trabajadores. La paciencia desde 2013 se ha terminado y queremos sentarnos en la mesa con la Administración autonómica para poder llegar a soluciones que acaben con el conflicto".

A la concentración de este miércoles se ha sumado el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, que tras apoyar las "justas" reclamaciones del sector, ha urgido al Gobierno regional a que solucione la resolución del contrato de transporte sanitario en las provincias de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara. La solución, a juicio del líder de IU, pasa por la creación de una empresa pública que sea capaz de recoger a todos los trabajadores y darles seguridad en su puesto de trabajo.

Compartir
Update CMP