ADAPTÁNDOSE A LA NUEVA NORMATIVA

Toledo y Cuenca reducen los puestos del mercadillo de los martes para prevenir rebrotes

El Ayuntamiento de Toledo reducirá al 50 por ciento el mercadillo de los 'Martes', en el parque de La Vega, para cumplir con las medidas de prevención frente a la COVID-19 establecidas por la Consejería de Sanidad.

De esta forma, este martes 25 acudirán al mercadillo los responsables con licencia municipal para venta ambulante con número impar, mientras que los responsables de puestos con licencias pares podrán desarrollar su actividad comercial el martes 1 de septiembre, ha informado el Consistorio toledano en un comunicado.

El concejal de Promoción Económica, Francisco Rueda, ha destacado que el Ayuntamiento de Toledo cumple así con las medidas decretadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha, que establece que los mercados que desarrollan su actividad en la vía pública al aire libre o de venta no sedentaria no podrán superar el 50 por ciento de los puestos habituales o autorizados.

Igualmente, señala que los puestos de venta deberán estar separados entre sí un mínimo de tres metros a cada lado, debiendo garantizarse que el espacio entre puestos no es practicable para los usuarios.

Esta medida se suma a una serie de restricciones aprobadas por el Ejecutivo autonómico, en vigor desde este domingo 23, con el fin de hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Cuenca reduce a 57 el número de puestos 

El Ayuntamiento de Cuenca ha reducido el número de puestos del mercadillo de los martes con el objeto de adaptarse a las nuevas medidas de prevención para hacer frente a la crisis de la COVID-19, estipuladas en el decreto del Gobierno de Castilla-La Mancha y que entraron en vigor ayer domingo.

De este modo, serán un total de 57 puestos los que se ubiquen, concretamente los procedentes de Cuenca capital y provincia, lo que supone un 35 % del total. De este modo se puede respetar la distancia mínima de tres metros a cada lado, espacio que tampoco será practicable para los usuarios, tal y como señala el decreto, según ha informado el Consistorio conquense en nota de prensa.

Se mantienen además las medidas de seguridad planteadas desde el inicio de la nueva normalidad, es decir, distancia de seguridad y mascarilla obligatoria por parte de comerciantes y usuarios y ubicación de dos circuitos diferenciados de entrada y de salida, contando con personal municipal y de Protección Civil para controlar el aforo. Asimismo, se pide cumplir con las medidas de higiene como cubrirse nariz y boca al estornudar y toser con un pañuelo de papel o con el codo o no acudir si se tienen síntomas compatibles con la COVID-19.

La concejal de Comercio y Salud Pública, Allady Rodríguez, ha explicado que "desde el Ayuntamiento de Cuenca nos hemos apresurado a adaptar el mercadillo a las nuevas circunstancias y aprovechamos para pedir responsabilidad a la ciudadanía para, entre todos, poder luchar contra este virus que aún sigue entre nosotros y evitar rebrotes".

Compartir
Update CMP