EL CONFLICTO LABORAL VA A MÁS

El transporte sanitario de Castilla-La Mancha se planta y va a la huelga indefinida

El comité de huelga de Transporte Sanitario de Castilla-La Mancha ha anunciado que ningún técnico de transporte sanitario o de emergencias moverá, extraerá o introducirá pacientes y usuarios más allá de las puertas o salas habilitadas al efecto de los centros de salud y hospitales.

En un comunicado de prensa, el sindicato USO ha comentado que el comité de huelga ha adoptado esta medida amparado en la orden del Ministerio de Trabajo de 1971, no derogada, donde se establece que no son funciones de estos trabajadores esa y muchas otras funciones desempeñadas por estos profesionales en centros hospitalarios.

En concreto, no se recogerán altas en planta, ni se acompaña a pacientes a consultas, rehabilitaciones ni pruebas diagnósticas, y en el caso de urgente, si precisa camillas, se le exigirá el intercambio en la entrada de Urgencias salvo extrema gravedad.

Por otro lado, CCOO y USO, y el comité de empresa de la contrata del Transporte Sanitario de Ciudad Real, presidido por UGT, han anunciado que se ha comenzado a formalizar en las cinco provincias de la región la ampliación de la convocatoria de la huelga de ocho horas diarias durante cinco semanas que mantiene el sector desde el pasado 29 de septiembre para exigir que se les abonen los salarios establecidos en el convenio colectivo y que las empresas llevan incumpliendo todo el año 2020.

Huelga indefinida

A partir del 2 de noviembre, la huelga, a la que están llamadas las 1.700 personas que prestan el servicio en el conjunto de Castilla-La Mancha, pasará a ser indefinida y de 24 horas diarias, tal y como han indicado los convocantes durante la concentración celebrada este martes ante el Hospital General de Ciudad Real.

En la misma movilización, los responsables sindicales han hecho pública la carta que han remitido este lunes al presidente regional, Emiliano García-Page; al consejero de Sanidad, Jesús Fernández, y a la gerente del Servicio de Salud público (Sescam), Regina Leal, en la que, tras recordar el motivo del conflicto y expresar su rechazo a los servicios mínimos impuestos durante los paros, anuncian que a partir de este mismo martes "los trabajadores del transporte sanitario no extraerán, ni introducirán o moverán pacientes y usuarios más allá de las puertas o salas" que estén habilitadas para su intercambio en los centros hospitalarios de la región.

"El conjunto de los trabajadores está muy dolido con la actuación que se está produciendo y piensan que están realizando tareas que no les corresponden, y que los servicios mínimos de la huelga han sido abusivos. En concreto, la ley determina las funciones del transporte sanitario y en ningún caso está la de trasladar a los enfermos dentro de los recintos sanitarios", han explicado en la carta.

La Junta confía en "la buena voluntad de las partes"

Sobre este conflicto, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha confiado en que "la buena voluntad de las partes" pueda resolver el conflicto entre la plantilla y las empresas del transporte sanitario en la región.

A preguntas de los medios este miércoles tras rueda de prensa, Fernández ha comentado que desde la Consejería de Sanidad y desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) hace meses que se está "trabajando para intentar encontrar una solución" y el compromiso del Ejecutivo es seguir haciéndolo.

Ha reconocido que, aunque como parte empresarial el conflicto no le afecta a la Administración autonómica, sí lo hace en cambio como servicio público "muy importante", por lo que se está trabajando para llegar a esa solución, toda vez que "en estos momentos no es razonable que haya una huelga de transporte sanitario" o "una serie de limitaciones" como las planteadas por CCOO, "que no se comprenden".

"Entiendo la reivindicación", ha asumido la portavoz del Gobierno castellano-manchego, que ha incidido en que "las soluciones están encima de la mesa".

Compartir