YA VAN 5 EN LO QUE VA DE AÑO

Los agentes medioambientales encuentran en Toledo a otras dos águilas imperiales electrocutadas

Una pareja subadulta de águila imperial ha sido hallada electrocutada en un apoyo de un tendido eléctrico, en el municipio toledano de Polán, con lo que suman cinco los ejemplares de rapaces encontrados electrocutados este mes en distintos lugares de esta provincia.

Según ha dado a conocer hoy el proyecto Aquila a-Life a través de su perfil en la red social Facebook consultada por Efe, el hallazgo de dos nuevos ejemplares es una "mala noticia" para la conservación de esta especie.

Junta al anuncio del hallazgo ayer de estos dos ejemplares, también han informado de que el día anterior encontraron también, al menos, catorce rapaces electrocutadas en otra línea eléctrica toledana, esta vez en el municipio de Maqueda.

Entre las especies que fueron halladas se encontraban búhos reales, milanos reales, ratoneros e incluso huesos compatibles con otras dos águila imperiales.

Según el proyecto Aquila a-Life, la empresa eléctrica Iberdrola, responsable de estos tendidos, ya ha comunicado que corregirá en las próximas semanas los apoyos letales donde han muerto las águilas imperiales y el resto de rapaces.

El proyecto ha agradecido la imprescindible colaboración que los agentes medioambientales de Castilla-La Mancha han prestado en los trabajos de recuperación de estas aves.

A principios de este mes de diciembre eran encontradas también muertas por electrocución tres águilas imperiales nacidas en 2018 en distintos puntos de la provincia de Toledo.

Este era considerado uno de los episodios de electrocución de aves más graves registrados en los últimos tiempos en esta provincia, por afectar a una rapaz catalogada en peligro de extinción en España.

La detección de este caso fue posible gracias al emisor GPS que portaban dos de las aves electrocutadas, que estaban siendo objeto de seguimiento por proyectos científicos y conservacionistas desarrollados por las ONG Grefa y WWF España, junto con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El águila imperial ibérica es una de las especies más emblemáticas y características de los ecosistemas mediterráneos y está considerada como una de las siete aves de presa más amenazadas del mundo, por lo que está incluida como especie en peligro de extinción tanto en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, como en el Catálogo regional.

El proyecto Aquila a-Life, financiado por la Unión Europea, trabaja por aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli, otra especie tan amenazada como el águila imperial ibérica, en el Mediterráneo occidental.

El objetivo de este proyecto es invertir su tendencia poblacional regresiva y ayudar a la restauración de los ecosistemas donde habitaba antaño la especie.

Entre sus objetivos también tiene el catalogar el mayor número de apoyos eléctricos, con el fin de localizar puntos negros de muerte de aves por electrocución.

A través de una aplicación, en colaboración con cuerpos como los agentes medioambientales de Castilla-La Mancha, están realizando una base de datos con todos los apoyos de tendidos eléctricos que están revisando.

Actualmente el equipo de 'Tendidos' lleva revisados 4.500 apoyos desde que echó a andar el proyecto Aquila a-Life hace poco más de un año, en los que se han encontrado con 331 animales muertos en ese tiempo, lo que pone de manifiesto el gran problema que sufre la fauna con las líneas eléctricas.

COMPARTIR: